domingo, 24 de marzo de 2013

Danger's Back - Capitulo 28


“And that’s when all hell broke loose.” - “Y fue entonces cuando todo el infierno se desató.”


_____’s Point of View:

“Reunión, todos, ahora!” La dura voz de Bruce se escuchó desde abajo mientras estrangulaba su camino alrededor de la casa, sobresaltándome de mi sueño.

“Jesucristo,” Justin murmuró desde mi lado mientras el limpiaba su cabeza hacia arriba y hacia abajo, con su mano libre y su otra, me atrajo mas cerca desde mi costado, “¿Él sabe que hora es?” Echando un vistazo a su derecha, el entrecerró sus ojos para comprobarlo por él mismo.

“Son las tres de la tarde, Justin...” Contuve mi risa mientras el se daba la vuelta hacia mi con una siniestra curva de sus labios.

“¿Y? Nos fuimos a dormir tarde anoche, lo menos que el podía jodidamente hacer es esperar hasta que nos despertemos por nosotros mismos.” Bostezando, el se sostuvo a sí mismo sobre sus codos, sus ojos buscando los míos, “¿Quieres quedarte y yo iré a ver que co*ño se esta burlando o quieres venir conmigo?” Su rostro cayó solemne mientras sus dedos trazaban sobre los rasgos de mi cara, su pulgar frotando sobre la piel de mi mejilla.

“Iré contigo,” Me encogí de hombros, “El dijo todos y la ultima cosa que quiero es que esté de malas. Estáis todos en el borde como están las cosas; no quiero añadir mas a ello.” Tirando la manta de encima de mi, traté de sentarme pero me mantuve hacia abajo una vez que Justin tiró de mi. Mirándole, le di una mirada de confusión, “¿Que?”

“¿Estas segura? Quiero decir, el hijo de pu*ta podría entender que estas cansada. Yo estoy acostumbrado a este tipo de mier*da, despertarme inesperadamente y todo--”

“Justin,” Sonreí, “Estoy bien. Necesito levantarme de todas formas, tengo un montón de deberes con las que ponerme al día y mentiría si dijera que no tenía curiosidad por lo que el quería.” Sonriendo, reí ante la evidente expresión de Justin.

“Por supuesto que la tienes,” El se quejó, dejándome sentarme mientras el hacía lo mismo. Pasando su manos a través de su cabello para domarlo de alguna manera, el sacudió su cabeza ante mi, “Tu curiosidad será la muerte para ti.” El contestó bruscamente con un toque de humor para mostrar que el simplemente estaba bromeando.

“Si, bueno, trátalo con Bruce. El es el único que nos llamo a todos para estar abajo, para empezar.” Sacando mi lengua afuera, salí de la cama antes de que Justin pudiera aferrarse a mi, riendo ante su ceño fruncido. “Vamos perezoso, tenemos algunos asuntos familiares que atender.”

“Nah, preferiría quedarme aquí y mirar la vista.” El sonrió, moviendo sus cejas mientras sus ojos viajaba a lo largo de mi cuerpo.

“Qu--” Fue entonces que sentí un silbido de viento acomodarse en mi cuerpo, despertándome por completo. Mirando hacia abajo a mí misma, mis mejillas se calentaron ante la vista de mi misma en bragas booty y una camiseta de tirantes suelta. “Pervertido!”

“¿Que?” El levantó sus manos en señal de rendición, “No sabía que estabas medio desnuda, esa no es mi culpa! Además, eres mi prometida ahora y tengo mas de una razón parar mirar a lo que es mío.” Su tono me heló hasta los huesos mientras sus ojos se ennegrecían en posesión a la vez que sus dientes se hundían en su labio inferior.

Sintiéndome de repente insegura, envolví mis brazos alrededor de mi cuerpo, incómodamente mirando alrededor de la habitación mientras trataba de encontrar algo con lo que cubrirme a mi misma.

“Hey,” Justin susurró ligeramente haciendo que yo saltara por lo rápido que le se había aproximado a mi. Ni siquiera me había dado cuenta de que el se levantó de la cama. Frotando mis brazos hacia arriba y abajo, el me tomó dentro de sus brazos, “Eres hermosa.” El murmuró contra mis labios, sus ojos penetrantes en los míos, calentándome de la cabeza a los pies.

Inclinándome sobre los dedos de mis pies, presioné mis labios contra los suyos, ahuecando la base de su cuello para acercarlo mas.

Gimiendo en el beso, Justin cavó sus dedos en mis caderas, redondeándolas en las mías haciendo que yo gimiera ligeramente.

Arañando mis dedos en su pelo, tiré en él ganando un gruñido que hizo a mis rodillas debilitarse. Apartándome sin aliento, volví a unirnos a nosotros, nuestros cuerpos compuestos como uno.

Deslizando sus manos por mis muslos, Justin se pegó en la parte trasera de ellos antes de levantarme hacia arriba y golpearme en el tocador, sus labios moviéndose hambrientos contra los míos como si el no pudiera conseguir lo suficiente.

“Justin,” Gemí ante la sensación mientras el colocaba besos por mi cuello, chupando en mi clavícula.

“¿Estáis listos los dos o no--Santa mierda!” Apartándonos frenéticamente con los ojos abiertos completamente, me volví para ver a Marco de pie allí con sus ojos cubiertos. “Lo siento--joder, ¿porque esto siempre me pasa a mi?”

Riéndose entre dientes, Justin suavemente me bajó, dejándome sobre mis pies antes de arrastrarme detrás de él mientras su cuerpo bloqueaba la visión de mi. “Lo siento man, estaremos abajo en un segundo.” El dijo, tratando de contener su respiración.

“Por el amor de Dios, será mejor que lo hagas porque te juro por Dios que si ellos me envían de nuevo aquí arriba y tengo que interrumpiros a los dos de nuevo, podría vomitar.”

Rodando sus ojos, Justin se burló, “Necesitas relajarte man, eres un jodido maric*ón. Lárgate y asi nos podemos vestir.”

Entrecerrando sus ojos ante Justin, el abrió su boca para tomar represalias pero lo pensó mejor. Suspirando en fastidio, Marco sacudió su cabeza, “Me voy, me voy pero vosotros mejor que no--”

“Dije que iba, ¿no?” Justin escupió, “Ahora vete.” Señalando hacia la puerta, Marco le disparó una mirada penetrante antes de hacer lo que le dijeron, cerrando la puerta detrás de él.

“Lo digo en serio, nada de cosas raras!” Marco gritó desde el pasillo.

“Cabr*on,” Justin se quejó, frotando la parte trasera de su cuello antes de darse la vuelta para mirarme.

“Oh Dios mío!” Grité cuando supe que la costa estaba vacía mientras los recientes eventos me pasaban a través de la mi cabeza, “Eso fue tan vergonzoso!”

“Relax nena, no es un problema tan grande. No es como si estuviéramos jodidamente desnudos. Ahora vamos.” Abriendo los armarios, el tiró un par de pantalones de chandal y una camiseta hacia mi, “Vístete. No quiero escuchar sus jodidas bocas cuando lleguemos allí abajo.”

Desnudándome a mi misma, me puse cada artículo de ropa antes de tirar mi cabello en un moño desordenado. Volviéndome para ver a Justin en un par de jeans y una camiseta sin mangas suelta, un gorra apoyaba su cabeza, agarré su mano extendida mientras los dos hacíamos nuestro camino fuera de la habitación y por las escaleras.

“Ya era tiempo, joder!” John gritó desde su asiento en el sofá, Carly estaba sentada a la derecha de él mientras sus ojos fulminaban con humor mientras ella se daba cuenta de mi tímido comportamiento.

“Cállate, John, a nadie le importa una mier*da. Ahora estamos aquí, ¿verdad?” Murmurando incoherentemente en voz baja, Justin se sentó en la silla vacía, llevándome hacia abajo sobre su regazo, “Ahora ¿que co*ño quieres Bruce que tuviste que despertarnos a todos?”

“Tenemos negocios que discutir.”

Elevando una ceja, los brazos de Justin se apretaron alrededor de mi, “¿No discutimos esta mier*da anoche? ¿Para que co*ño tienen que estar las chicas aquí?”

“Porque,” Bruce disparó, “Tiene que ver con ellas, así que te sugiero que pares con tus pu*tos comentarios sarcásticos y me dejes hacer mi maldito trabajo. Solo siéntate allí y cállate la pu*ta boca antes de que te ponga un bozal.”

Poniendo mis manos sobre las de Justin, le alivié para evitar que se levantara. “Relax,” Murmuré lo suficientemente calmada para que solo el lo escuchara, “No causes una escena.”

Apretando su mandíbula, Justin se quedó donde estaba pero sus ojos decían una historia diferente--ellos mostraban su enfado. El estaba a punto de matar. “¿Bien?” El escupió, “Venga, no tengo todo el pu*to día.”

Gruñendo, Bruce ignoró su comentario, volviendo su atención de nuevo hacia todos los demás. “No hay nada que esconder ahora. Los Snipers vinieron aquí de los estados unidos listos para causar problemas. Ellos quieren sangre, ellos quieren venganza, ellos quiere derribarnos y ellos harán cualquier cosa para que eso pase. Eso incluye llegar a ti,” El señaló hacia Carly, “para llegar a él.” El hizo un gesto hacia John. “Todo se trata de mostrarnos que ellos pueden llevaros a donde ellos quieran. No creo que ellos reaccionarán a ello pero tenemos que tomar precaución, lo que significa, los guardaespaldas se multiplicaran, vosotras chicas, estaréis encerradas durante los próximos par de días hasta que nosotros resolvamos esto de una vez por todas. No quiero que pongáis un pie fuera de esta casa a menos que tengáis a alguien, uno de nosotros,” el señaló hacia los chicos, “o ellos.” El inclinó su barbilla hacia Spencer y el tipo al lado de él, que supuse que sería el vigilante de Carly.

“¿Que pasa con la Universidad?” Carly expresó mis pensamiento en voz alta. “No podemos simplemente no ir. Hemos faltado suficiente como están las cosas, no puedo faltar mas.”

“Si,” Hablé, “Me perdí demasiadas clases. Ellos me dieron el beneficio de la duda porque inventé una mentira, diciendo que mi padre estaba enfermo pero ellos saben ahora que todo esta bien desde que les di el visto bueno de que iba a volver. No podemos simplemente perdernos de vista, ellos me echarán.”

“Nosotros resolveremos eso,” Bruce confirmó, “Lo prometo. Simplemente tendré a Spencer y a Eddie esperando fuera de cada una de vuestras clases. Ellos se vestirán casual, no harán una escena.”

“Vale,” Dije de acuerdo, “Puedo vivir con eso.”

“¿Porque no podemos simplemente hacer eso nosotros?” Justin cuestionó, “John y yo vestimos casual todo el tiempo.” El se encogió de hombros como si fuera tan fácil.

“Porque ellos saben quien eres,” Bruce respondió bruscamente, “No creo que ellos agradecerían a un gángster en su edificio vigilando los pasillos.”

Agitando una mano con desdén, Justin se burló, “Lo que sea.”

“Carly también vivirá aquí con nosotros. No podemos asegurarnos de su seguridad y tenerte por tu propia cuenta en el apartamento tuyo y de _____, así que hasta que este lío  se calme, vivirás aquí.”

Jadeando, Carly chilló con alegría, “¿Estas hablando en serio?”

“Completamente en serio,” El sonrió, “John te llevará para coger tus cosas después de esto, ¿vale?”

Asintiendo con la cabeza, demasiado sin decir nada por no decir menos, ella esperó ansiosamente, sus rodillas se movían con evidente excitación a pesar de la razón por la cual ella tenía que quedarse aquí, mientras Bruce continuaba.

“Esta noche es la reunión. La monté y ellos dijeron que van a venir.” Sintiendo mi respiración engancharse, escuché atentamente mientras Bruce continuaba, “Tengo todo preparado; es solo cuestión de esperar.” Mirando a cada uno de nosotros, Bruce arqueó sus cejas, “¿Alguna pregunta?”

“Si, una,” Mordiendo el interior de mi labio mientras mi estómago se precipitaba desagradablemente, le miré a él, “¿Puedo volver a dormir?”

Riendo entre dientes, el asintió con su cabeza. “Si, te veré mas tarde.”

Sonriendo levemente, me despedí de todos antes de levantarme y salir de la habitación, sintiendo los ojos de Justin quemar en mi espalda.


Justin’s Point of View:

“Mier*da,” Murmuré para mí mismo mientras la miraba desaparecer de la vista, “Os veré mas tarde, chicos. Tengo algo de lo que ocuparme ahora mismo.” Chocando las manos con cada uno, corrí fuera de la habitación y por las escaleras, sorprendido de ver que ella había cerrado la puerta detrás de ella. Tomando una profunda respiración, volví el pomo, abriéndola para verla sentada en el borde de la cama, mirando hacia abajo a sus manos.

“Kels...” Empecé y cuando me di cuenta de que ella no iba a ceder, pasé mis dedos a través de mi pelo con frustración, rascándome la parte trasera de mi cabeza. Jadeando un respiro, hice mi camino hacia ella. Presionando cada una de mis manos en sus rodillas, me puse de cuclillas, mirando a su rostro. “Mírame.” Murmuré.

Mordiendo su labio, ella negó con su cabeza, negándose a mirar mis ojos pero ella y yo sabíamos que yo no tomaría eso como una respuesta.

Agarrando su barbilla, incliné su cabeza suavemente hacia atrás, forzando a sus ojos a encontrarse con los míos, “¿Que esta mal? ¿Estas enfadada?”

Sacudiendo su cabeza, sentí mi pecho contraerse ante la vista de sus ojos llorosos. “No.” Ella susurró.

“Entonces, ¿que el cariño? Habla conmigo.” Le mimé suavemente, deseando que ella simplemente se abriera hacia mi sobre este tipo de cosas.

“Yo...” Haciendo una pausa para recordar sus pensamientos, ella suspiró, “Tu te acabas de recuperar de una bala en el pecho.” Ella dijo con obviedad tranquilamente como si hablar un poco mas alto me rompiera. “Y... tengo miedo.” Ella admitió, “Se que tienes que hacer esto y no estoy diciendo que no lo hagas, porque se que no tienes muchas mas opciones... yo simplemente no sabía que sería tan pronto. Pensé que tu esperarías un par de días o algo así.” Encogiéndose de hombros, ella miró hacia abajo a sus manos, “Supongo que solo estoy siendo estú*pida.”

“No, no lo estas siendo.” Acunando su cuerpo en mis brazos, me senté en la cama, tumbándola sobre mi regazo mientras la sostenía con fuerza. “Tienes todo el derecho a tener miedo, ¿vale? Mira,” Frunciendo mis labios, negué con mi cabeza, “Se que esto es difícil para ti pero necesito que confíes en que se lo que estoy haciendo, ¿vale? Ellos necesitan pagar por todo el infierno que han causado.”

“Lo se,” Ella asintió con su cabeza, “Yo simplemente no quiero que nada malo te pase.” Sollozando, ella cerró sus ojos con fuerza, hundiendo su cabeza en la nuca de mi cuello mientras ella sollozaba en silencio.

Echando su pelo hacia atrás, sequé sus lágrimas con el dorso de mis dos dedos, “Nada malo me va a pasar.” Suspiré, “Te lo prometo.” Tomando su mano en la mía, la presioné contra mi pecho, justo donde se encontraba mi corazón, “¿Sientes eso?” Susurré.

Limpiando su cara con su mano libre, ella me miró hacia mi, sus ojos marrones se arremolinaban con sinceridad mientras ella tragaba saliva duramente, lentamente pero por supuesto asintiendo con su cabeza.

“Esta latiendo muy rápido pero solo lo hace cuando tu estas cerca. Mi corazón late por ti, ¿vale? Sin ti, no hay sentimiento aquí, no hay nada mas que un espacio vacío. Tu lo llenas; le das una razón para latir cada día. Me das una razón para vivir cada día y nada va a quitar eso.” Ahuecando su cara en mis manos, la llevé hacia arriba hasta que estuvimos cara con cara, “¿Vale?”

Pasando sus manos sobre las mías, ella les dio un apretón, quitándolas de su rostro y manteniéndolas hacia abajo en su regazo. Jugando con nuestros dedos, ella los junto antes de alejarse y repetirlo mientras miraba profundamente en sus pensamientos.

Llevando sus manos hacia arriba a mis labios, le di a sus nudillos suaves besos, asegurándole de que todo estaba bien y que ella no tenía nada de lo que preocuparse.

Suspirando, acaricie su cuello con mi barbilla antes de enterrar mi cabeza en la nuca, mordiendo su piel, tratando duramente de conseguir que ella volviera a mi.

“Lo siento.” Ella finalmente susurró, sus pesados ojos encontrándose con los míos.

“No tienes nada que sentir,” Besado su frente, me incliné hacia atrás, “Yo solo--¿que co*ño?” Un golpe en el piso de abajo me interrumpió mientras malas palabras volaban de la boca de uno de los chicos en el piso de abajo.

“Me cago en Dios,” Murmuré, sintiendo la ira construirse dentro de mi. Era dos veces en un pu*to día que esa mier*da se lanzaba por todas partes. “Ellos van a destrozar esta casa.” Gruñí con molestia, levantando a ____ en sus pies antes de abandonar la habitación y cargar por las escaleras para ver a Bruce inclinarse para coger otro vaso antes de que yo le detuviera de hacerlo. “¿Que crees que estas haciendo man?”

Saliendo de mi alcance, el vaso se encontró con la otra parte de la habitación, rompiéndose en mil pedazos en el suelo.

Volviéndome hacia John, le di una mirada de incredulidad, “Me voy por cinco pu*tos minutos y todo el infiernos se desata? ¿Que co*ño paso?”

Levantando sus manos, el se encogió de hombros, Carly escondiéndose detrás de él. “Simplemente estoy tan perdido como tu. El recibió una llamada y bueno, claramente tu sabes el resto.” El dijo mientras hacia un gesto alrededor del lío que Bruce causó.

“¿Que llamada?” Mirando hacia Bruce, le empujé hacia atrás con fuerza, sacándolo de su trance, queriendo respuestas y queriéndolas ahora. “¿Quien era?”

“Dean,” Bruce escupió con dureza, sus manos se convertían en pu*ños a sus costados. Era evidente que lo que fuera que Dean dijo , no era lo que Bruce estaba esperando.”

“¿Y?” Insté a que el fuera al grano.

Pasando sus manos por arriba y abajo de su rostro, el tiró su cabeza hacia atrás y dejo escapar un aullido de irritación. “Teníamos un envió esta noche que se suponía que debía viajar hacia Vancouver y llegar mañana por la mañana. Dean estaBa de guardia para asegurarse de que todo iba sin problemas y cuando el lo envió, no fue como esperaba.” Volviéndose para enfrentarnos, el negó con su cabeza, “Todo se quemó--todo ello. Todo, el barco y la gente en él se fueron, sin una pizca de cualquier cosa.”

“Teníamos un montón de dinero montando en ese envío! ¿Como co*ño es esto posible?” Siseé, “Mantenemos todo bajo llave hasta el día que debe de salir. Las unas personas que tienen acceso a todo ello solo somos nosotros, Dean y los otros, nadie mas y Dean nunca nos ha fallado antes.”

Bruce tomó una profunda respiración, su mandíbula se tensaba ante el pensamiento de nuestro dinero hundido por el desagüe. “No lo se, joder. Todo lo que se es que quien quiera que lo hizo, mejor que rece por que yo no los encuentre, porque ya he tenido suficiente con esta mier*da.” Agarrando su móvil y empujándolo en su bolsillo, Bruce se acercó al armario, sacando su chaqueta y poniéndosela. “Voy a revisarlo por mi mismo. Tratar de resolver esto porque Victor esta esperando y no tengo nada para él.”

“Voy contigo.” Sugerí.

“¿Que pasa--”

“Ella sobrevivirá, esto necesita ser atendido.” Volviéndome hacia Carly, hice un gesto hacia ella, “¿Puedes mantener a _____ ocupada mientras estoy fuera?”

“Si, claro, solo ten cuidado.” Ella sonrió suavemente, “Se que eso es algo que ella diría.” Dándole a John un beso, ella palmeó mi hombro antes de marcharse por las escaleras.

“Vamos.”

________________________________________________________________________

“Que pasó y no te dejes nada.” Bruce advirtió mientras el se acercaba a Dean y al resto. Sus ojos sostenían algo dentro de ellos que no había visto antes. El estaba furioso y la tensión era evidente en el aire mientras Dean aclaraba incómodamente su garganta, intimidado.

“Yo, ugh, joder,” Rascándose la parte trasera de su cabeza, el se encogió de hombros. “No lo se man. Hice lo que me dijeron hacer. Todo estaba funcionando sin problemas, lo tenía todo empacado en el almacén. Don, Cam y yo lo sacamos en una hora antes de que el cargamento estuviera listo para embarcar. Jessie estuvo en guardia todo el día y el dijo que nadie estaba alrededor.”

“Yo, Jessie!” Le silbé, esperando mientras el hacia su camino hacia nosotros con rapidez.

“Si jefe?”

“¿Estuviste custodiando el cargamento hoy?”

“Si, señor,” El asintió con frialdad, “Estaba justo en al entrada, y Bobby estaba en la parte de atrás. Yo no escuché ni vi nada. Estaba tranquilo hasta que fue la hora de sacarlo y para entonces, nosotros estábamos haciendo los negocios como de costumbre. Dean puso el código de acceso y el cogió lo que fuera que se suponía que debía ser enviado a Vancouver, el resto se quedó.”

“No fuera hasta que el barco se fue que nos dimos cuenta de que alguien había hecho algo, pero para entonces, era demasiado tarde. Cam olió el gas y pude sentir el la explosión que estaba a punto de ocurrir y antes de que nosotros tuviéramos la oportunidad de advertir a los chicos, el barco explotó.”

“Mier*da,” Escupí, echando del camino de una patada la caja cercana mientras miraba hacia el puerto, los restos de embarcación flotaban por el agua mientras el humo todavía se arremolinaba en el aire, dejando el hedor a muerte y venganza marcando el área. “Dijiste que estabas vigilando el almacén hoy?” Señalé hacia Jessie que fue rápido en contestar si. “¿Estuvo alguien aquí anoche?”

Abriendo su boca para responder, Jessie rápidamente la cerró, sus cejas se fruncieron en un profundo pensamientos. “No que yo sepa... ¿porque?”

“Fue entonces cuando quien quiera que hizo esto debió de haber jugado con la entrega. Ellos descubrieron el código, entraron, atacaron el detonador en el cargamento y esperaron a hoy para hacerlo explotar.” Poniendo mis manos en mis caderas, eché un vistazo alrededor, tratando de encontrar cualquier cosa fuera de lo normal.

“¿Quien querría hacer eso?” Dean preguntó.

Sonreí, “Cualquiera tratando de asegurarse de que nuestro negocio fracasa y yo solo tengo una suposición de quien pudo ser...”

“De ninguna jodida manera,” John gruñó; su mente haciendo preguntas mientras el se daba cuenta de quien quería decir, “¿Los put*os Snipers?” Cuando yo no dije nada, John tomo eso como un si, “Tienes que estar bromeándome.”

“Esto es ridículo,” Bruce escupió, disgustado, “Voy a rasgarlos en pedazos.”

“Lo que no entiendo, ¿como lo hicieron? Las bombas no son exactamente su estilo.” John frunció sus labios, tratando de poner las piezas faltantes evidentes del rompecabezas juntas. “No tiene ningún sentido.”

“Ellos no lo hicieron.”

“¿Que quieres decir?” John y Bruce me miraron.

“Ellos no hicieron las bombas, ellos tuvieron ayuda y tengo una idea muy clara de a quien llamaron para hacer el trabajo para ellos.”

Alzando sus cejas, John entrecerró sus ojos, “¿Quien?”

“¿Quien piensas?” Escupí, sintiendo la adrenalina bombear a través de mis venas mientras los varios recuerdos pasaban por mi cabeza del hijo de pu*ta que casi destruyó mi vida, “McCann.”

“De ninguna manera,” Bruce sacudió su cabeza, “Acordamos una tregua hace mucho tiempo Bieber. El nos ayudo a deshacernos de Delgado.”

“Lo que recuerdo fue contraproducente porque Luke acabó sobreviviendo. McCann no hace treguas chicos, el al devuelve.”

“Quieres decir que el planeó todo?” Marco intervino, la confusión estaba escrita en toda su cara.

“Claro que si, cada cosa que salió mal esa noche y todo lo que pasó hoy es todo por culpa de ese pedazo de mier*da.” Sacudiendo mi cabeza, reí amargamente para mí mismo. “El me odia y el por supuesto que sabe que yo le odio. El mató a Jazzy, mantuvo a Luke con vida y es por su culpa que nuestro cargamento se perdió.”

“El pequeño hijo de pu*ta,” Bruce gruñó con ira.

Me burle, “Te dije desde el primera día que el entró en nuestra casa que él causaría nada mas que problemas, pero tu no escuchaste, ahora el ha vuelto y esta haciendo lazos con Lyndon. Es solo cuestión de tiempo antes de que el les ayude a destruir algo mas nuestro.”

“Me encargaré de McCann, ¿vale?” Bruce replicó, “¿Pero por ahora? Mis objetivos están en los Snipers y creo que nuestra pequeña reunión de esta noche no irá exactamente como la planeé.”

“¿Que estas diciendo?”

“Estoy diciendo que cualquier cosa que vaya mal, los tiros se dispararán. He estado dedicado lo suficiente para asegurarme de que todos nosotros hacíamos guardia y nos manteníamos fuera de preocupación, pero ahora ellos no solo están metiéndose con nuestras vidas, si no con nuestras subsistencias y no lo voy a consentir. Ya no.” Volviéndose hacia Dean, el inclinó su cabeza hacia un lado, la furia destellaba en sus ojos, “¿Que decís, os unís a nosotros en un pequeño viaje esta noche, chicos?”

________________________________________________________________________


“¿Este es el lugar?” Dean señaló hacía el deteriorado almacén, sus ojos en temor de que alguien que pudiera causar tanto daño, atendiera los negocios en un lugar como ese.

“Ellos están tratando de mantenerse discretos. No esta mal para ser honesto, eso evita que la policía busque.” Apagando el coche, Bruce puso las llaves dentro de su bolsillo de su chaqueta. “¿Estáis preparados chicos?”

Sacando mi arma, la abrí, asegurándome de que tenía suficientes balas, antes de ponerla detrás de la cinturilla de mis jeans. “Yup,” Guiñando un ojo, salté fuera del coche con el resto siguiendome.

“Si, no uses esa cosa a menos que se considere necesario, ¿vale? Conozco tu temperamento, así que trata de mantenerla abajo mientras estemos allí dentro.”

“No te tienes que preocupar por mi, John por otro lado... no tanto.”

“Cállate,” John escupió, “Voy a rasgar sus gargantas solo si ellos atacan primero.”

Rodando sus ojos, el nos empujó hacia delante, “Vamos,” Liderando el camino; el cruzó el área desierta hacia una entarimada y cerrada área. Abriendo la puerta de madera, que estaba unida a la valla que la rodeaba, de una patada, Bruce hizo una señal con un dedo a sus labios para que nosotros nos quedáramos en silencio mientras pasábamos por allí.

Caminado hacia la entrada, Bruce se irguió, su barbilla estaban sostenida ene l aire mientras el presionaba sus manos contra la superficie de las puertas. “Dean, tú, Cam y Bobby tratad de no ser vistos demasiado. Quedad ocultos tanto como sea posible. Queremos ver que tiene que decir ellos y que tienen planeado exactamente esta noche. El momento que veáis que las cosas no están yendo bien, participáis, chicos.”

“Lo haremos, jefe.” Dean sonrió, “Hace tiempo desde que he matado a alguien.”

Centrándose en las puertas, Bruce las abrió mientras todos nosotros entrábamos a la vez.

“Ya era hora joder,” Una voz vino desde la distancia, una silueta de una figura lentamente salió a la luz. “Hemos estamos esperando a que vosotros, hijos de pu*ta aparecierais.” Cole sonrió maliciosamente mientras el nos miraba.

Sentí mi piel erizarse ante la visión de él a solo unos metros de distancia de mi. Mis dientes estaban bien fundados juntos mientras mi mandíbula se apretada con dureza. Solo la visión de él, me hizo querer matar a alguien.

“Es bueno verte todavía de pie Bieber,” Sus fríos ojos azules se encontraron con los míos, una cínica sonrisa tomaba lugar. “Es una pena, sin embargo. Supongo que una bala en el pecho no fue suficiente.”

Dando un paso hacia delante, casi le ataqué justo allí y entonces cuando Bruce sacó su brazo en frente de mi, bloqueándome para que lo hiciera. “Relax!” El gritó, empujándome hacia atrás antes de cargar contra Cole por si mismo, “¿Donde demonios esta Lyndon?”

“Está de camino, tenía algunos negocios de los que ocuparse.”

“Apuesto a que si,” Gruñí, “¿Que? El esta demasiado ocupado arruinando los nuestros, porque es demasiado molesto para hacer su propio trabajo sucio?”

“No se de que estas hablando.” El se burló a pesar de que la mirada en sus ojos me decía lo contrario.

“Pequeño--” Avanzando, fui empujado hacia atrás una vez mas por Bruce.

“Suficiente! Cálmate,” El gritó, golpeándome sobre John, que parecía como si el estuviera preparado para matar, sin prestarme atención.

Sacudiéndole, gruñí en voz baja pero no dije nada mientras Bruce se acercaba a Cole de frente.

“Donde esta Lyndon, Cole y no me mientas.”

“Te dije que esta terminando algunos negocios. Tu sabrías cuanto tiempo cuesta, la paciencia es una virtud, como dicen.” Cruzando sus brazos contra su pecho, Cole se inclinó hacia atrás con confianza, “El estará aquí, no hay necesidad de que te molestes.” El dijo mientras Sammy y Peter entraban por la parte de atrás.

“Es agradable verte de nuevo Bruce,” Sammy reconoció mientras el se quedaba junto a Cole, Peter no estaba muy lejos detrás mientras el se quedaba a la izquierda.

“Si, ¿que si nos saltamos la charla, chicos, y vamos justo al negocio, hm?” John habló, su tranquilidad lentamente se deshacía mientras su temperamento crecía. “Estoy aquí para enderezaros jodidos cabro*nes y voy a hacerlo con o sin Lyndon.”

“No,” Bruce escupió, “No lo vas a hacer.”

“he tenido suficiente de que vosotros, jodidos cabr*ones, entrarais en Stratford,” Abriéndose a un lado, John rodó sus hombros hacia atrás, mirando a Cole directamente en los ojos mientras el se acercaba, “tratando de parecer mas altos y poderosos cuando en realidad todos vosotros sois un montón de paté*ticas escorias de baja calaña, que tienen que amenazar a mi chica para llegar a mi.”

“Ah, Carly,” Cole sonrió, sabiendo que ella era exactamente lo que necesitaba para molestar a John. “¿Por eso es por lo que estas aquí?” Cuando John no dijo nada, Cole tomó esto como su oportunidad para atacar, “Que cara bonita a la que mirar. Estoy segura de que ella debe de ser súper buena en la cama, también... con esas piernas largas suyas envueltas a tu alrededor... podría solo imaginar las cosas que ella podría hacer.”

La muerte brilló en sus ojos y antes de que cualquier de nosotros se diera cuenta de lo que estaba pasando, John agarró a Cole por su camiseta, levantándolo en el aire, “Yo mejor, cerraría esta boca tuya, Santangelo o la próxima cosa que entre en ella, será mi arma.”

Cole se rió entre dientes, “O la boca de tu chica estará envuelta en ella.”

“Hijo de pu*ta,” Lanzándolo a través de la habitación, John estaba a punto de atacar cuando Sammy se puso en el camino, sosteniéndolo hacia atrás mientras Peter lo acompañaba para asegurarse de que Cole estaba bien.

Golpeando a Sammy contra el suelo con un pu*ño en su mandíbula, John tropezó, agarrando a Peter y tirándolo hacia la derecha antes de aferrarse a la camiseta de Cole una vez mas y golpeando su cabeza contra el suelo.

“Mier*da,” Siseé, corriendo hacia John mientras lo forzaba. “No,” Advertí, “No vinimos aquí para matarlos. No todavía.”

“Si, escucha a tu pequeña pu*ta John,” Cole escupió, mientras el se ponía de nuevo sobre sus pies, alisando su camiseta con sus manos.

“Vete a la mier*da,” Me burlé.

“¿Eso es todo lo que tienes?” Cole rió, “Eres un perdedor en esta ciudad. Entiendes eso, ¿verdad?”

Cerrando mi mandíbula apretándola, me quedé al lado de John, las venas en mis brazos bombeaban mientras mis manos deseaban matar.

“Es gracioso como piensas que cualquiera de vosotros podría tener una oportunidad contra nosotros. Es solo cuestión de tiempo antes de que pierdas todo.” Dando un paso hacia mi, Cole sostuvo mi mirada, “Y por todo, me refiero a,” Inclinándose hacia delante, el sonrió, “Todo, desde tu negocio, hasta tu casa y hasta tu chica. Voy a quitarte todo y voy a amar cada segundo de ello.”

“Tu y yo sabemos que no tienes las pelotas para hacer esa mier*da.” Gruñí, “Simplemente estas tan triste como cualquier otro tipo que trate de apostar en contra de nosotros. Estas viviendo en la cuerda floja a este punto y he tenido suficiente de ti. Debería de haberte matado cuando tuve la oportunidad.”

“Entonces, ¿porque no lo hiciste?” Cole preguntó con humor bailando en sus ojos.

“Podría hacerte la misma pregunta.” Respondí con una amarga sonrisa de mi propia cuenta. “Tuviste la oportunidad de dispararme unas cien veces pero tu te fuiste como una pu*ta y luego viniste y trataste de terminar el trabajo, pero en vez de traer tu arma, trajiste una almohada para asfixiarme, pero ¿adivina que? Ni siquiera tuviste las pelotas de hacer eso.”

“Te hubiera matado si no fuera por el desperdicio de novia que tienes. Las caras bonitas solo da buenos resultados; por lo contrario su boca necesita un poco de trabajo. Le podría enseñar a ella como rellenarla con algo mucho mas gustoso a lo que cerrarla, si te gustara.”

Teniendo suficiente, revolví mi arma desde detrás, cogiéndola y golpeándola contra la parte superior de su barbilla, el frío metal presionaba contra su piel, “¿Quieres repetir eso?”

Un click se escuchó mientras un arma fue llevada a la parte posterior de mi cabeza, “Bájala Bieber, o seré el que ponga una bala en tu pu*to cráneo.”

Por instinto, John sacó su arma sosteniéndola en su dirección, Bruce se movió para conseguir su dirección en caso de que algo pasara.

Sonriendo hacia mi misma, sabía exactamente quien era, “Lyndon, que encantadora sorpresa, estábamos esperándote.”

“Baja el arma.” El advirtió.

“No lo creo.” Reí, asegurándome de poner una demostración de empujar el borde del arma mas en la barbilla de Cole, amando la mirada de odio en sus ojos mientras el me miraba. “Pero podrías empezar, explicándonos porque demonios pensaste que estaba bien amenazar a Carly.”

“No amenacé a nadie.”

“Ella nos dijo todo, así que creo que es hora de que paréis de tratar de haceros los tontos y reveléis la mier*da que hacéis o el dulce chico de aquí se lleva una bala en el cerebro.”

“¿Que clase de mier*da manejas aquí Bruce? Pensé que querías hablar.” Lyndon gruñó mientras el mantenía un estricto control en su revolver, mirando a Bruce.

“Si y yo no pensaba que tu volarías mi cargamento tampoco, así que supongo que estamos en paz.”

“¿De que demonios estas hablando?”

“Sabemos que lo hiciste, al igual que sabemos que elegiste como blanco a Carly. Se un jodido hombro Lyndon, ten algo de pelotas y confiesa ya.” Siseé con veneno, mi rostro se apretaba mientras yo luchaba para mantenerme controlado a mi mismo.

“Yo--”

“Eso es todo.” Quitando mi arma por una fracción de segundo, choqué el tronco de ella contra el costado de la cara de Cole, llevándole hacia atrás mientras le empujaba contra un poste, mi brazo se inmovilizó contra su cuello, mi arma ahora apuntaba a su mejilla. “Empieza a hablar Lyndon.”

“¿O que?”

Agitando mi arma hacia la derecha, disparé a ciegas, apuntando hacia la pierna de Sammy y con un aullido y un siseo de dolor viniendo de su dirección, supe que lo logré. “Eso es el que,” Escupí antes de recuperar mi agarre en la pistola de nuevo contra Cole. “Habla,” Advertí, “Ahora.”

“Jesucristo,” Lyndon murmuró, queriendo alcanzar la herida de Sammy, pero sabiendo que el no podía. “Esta bien, hablé con Carly, le dije algunas cosas que no eran exactamente una mentira.”

“¿Que dijiste?”

“Le dije lo que ella ya no sabía.”

“¿Y eso sería...?” Interrumpiéndome, diciéndole que continuara. “No tengo todo el pu*to día y estoy seguro de que Sam allí se desangrará hasta la muerte si no te apuras. Odiaría verle sufrir.” Arrastré las palabras con sarcasmo, riéndome para mi mismo.”

“Estoy seguro que lo harías.” Cole se tensó mientras el tosía, mi agarre en él se apretaba.

“¿Te pedí que hablaras?” Siseé, levantando mi rodilla contra su bajo vientre mientras el se  caía en dolor antes de que lo sostuviera hacia atrás una vez mas.

“Le dije que sería fácil llevármela como o cuando quisiera y no hay nada que ella pudiera hacer al respecto. Ella podría correr y ella se podría esconder pero no importa el que, la encontraré y la reclamaré.”

“Por encima de mi cadáver.” John retumbó, atacando a Lyndon al mismo tiempo que un tiro se disparó.

“Eso se puede arreglar,” Lyndon se burló hacia John, que agarraba su hombro, la sangre goteando de los espacios entre sus dedos.

“Tu puedes incluso pensar en poner tus manos en ella y te destrozaré por las cicatrices, ¿me escuchas?” John respiró fuertemente, ignorando el dolor que muy probablemente se disparó de su cuello. “Me ocuparé de ti por mi mismo, te despellejaré y quemaré vivo, ¿me entiendes? Te haré sufrir hasta el punto en donde estarás rogándome para que perdone tu vida.”

“Es tan triste como una cosa dicha o hecha a tu chica, tu pierdes el control.” Ladeando su cabeza hacia un lado, Lyndon sonrió. “Puedes hacer todas las amenazadas que quieras pero se lo que estoy haciendo y el único que estará rogando a alguien para que perdone la vida aquí, serás tu.”

“¿Que pasa con el cargamento? ¿Hm?” Bruce habló, “En realidad pensaste que no me daría cuenta?”

El se encogió de hombros, “Sabía que lo harías, por eso me senté aquí esperando todo el día para ver cuanto tiempo te costaba resolverlo. Los accidentes pasan todo el tiempo, ¿verdad?”

“Si, pasan todo el tiempo...” bruce expresó mientras el tomaba unos pasos lentos hacia él, “Y cuando haga esto, supongo que será considerado un accidente también.”

“¿Que estas--” Antes de que Lyndon tuviera la oportunidad de terminar, Bruce aterrizó un sólido pu*ñetazo contra su cara, atrapándolo con la guardia baja lo suficiente para que John le hiciera tropezar y enviarlo aterrizando sobre su cu*lo.

Y fue entonces cuando todo el infierno se desató.

Tomando esto como su oportunidad para atacar, Cole me caló en el rostro al mismo tiempo que el cogía mi arma.

Luchando contra ello, golpeé mi codo en su cara, poniéndome a horcajadas sobre su cuerpo contra el suelo mientras mis pu*ños empezaban a dar golpes uno tras otro, golpeándole donde yo podía arreglármelas mientras toda la ira que había construido en mi interior desde el día que ellos llegaron, salía.

De alguna manera arreglándoselas para coger mi mano en la suya, Cole luchó para retirar mi arma una vez mas, sabiendo que con mi influencia sobre ella, podría matarle fácilmente. Clavando sus dedos en mis muñecas, Cole la tiró contra el suelo, repetidamente golpeándola contra la fría superficie hasta que mi mano liberó el agarre, mi arma voló hasta el otro lado de la habitación.

Empujándome fuera de él, Cole se limpió las sangre que goteaba de su nariz mientras el escupía un poco hacia su derecha, poniéndose en sus pies al mismo tiempo que to me lanzaba hacia delante para coger mi arma de nuevo.

Golpeándome con fuerza para que perdiera mi respiración por una fracción de segundo, Cole cogió mi arma, sosteniéndola en mi dirección mientras el cubría la punta de su bota contra mi costado, balanceándome sobre mi espalda.

Gimiendo, miré arriba hacia él con puro odio.

Sonriendo, Cole redondeó mi cuerpo, amando el control que el tenía mientras el se paraba sobre mi cuerpo con facilidad, la alegría era evidente en su rostro. “Voy a amar, poner una bala en tu pecho de nuevo, esta vez asegurándome de que mueres.”

“Hijo de pu*ta--” Moviéndose para sentarse, Cole chasqueó su lengua, negando con su cabeza mientras el presionaba su pie contra mi pecho, empujándome hacia abajo con dureza mientras el dolor se disparaba, mi corazón se encogía bajo el peso. “Yo no haría eso si fuera tu.” El siseó.

“Cuando ponga mis manos encima de ti--”

“¿Tu vas a qué?” Cole se rió entre dientes, haciendo una muestra de cavar el talón de su bota en mi piel, empujando toda mi respiración mientras yo luchaba para respirar de nuevo, la muerte pinchaba en mis ojos mientras tomaba agarre de su tobillo, tratando de hacer palanca por encima de mi. “No puedes hacer ni una mier*da Bieber. Eres un débil e inútil desperdicio de tiempo y voy a hacerte pagar por lo que hiciste.”

Gimiendo, apreté mi mandíbula, tratando de no mostrar el dolor que estaba actualmente experimentando mientras me hurgaba en mi cabeza una manera de hacerlo aterrizar en su espalda para ganar el control completo del asunto.

“Pero voy a hacerlo dolorosamente lento, así puedes experimentar todo de primera mano.” Inclinándose hacia abajo, con su pie ahora sostenido contra mi cuello, el sonrió maliciosamente, “Primero, voy a derribar tu negocio hasta el suelo, dejarte con nada a lo que volver, luego, voy a despojar tu dinero, dejarte sin un solo centavo en tu nombre y después de que haya acabado con todo eso, voy a atarte a una silla y a hacerte ver como me fo*llo a tu chica sin sentido y luego la mato, justo en frente de tus ojos. Vas a ver como tu vida se desmorona por las costuras y voy a amar cada segundo de ello.”

Reuniendo todas mis fuerzas en el agarre que tenía en su pie, lo torcí hacia la derecha, empujándolo hacia afuera para que Cole se cayera hacia atrás, su cabeza golpeó primero en la superficie del suelo, mi arma abandonando su agarre.

Forzándome a mi mismo para levantar con la cantidad de energía que me quedaba, sostuve mi pecho, caminando hacia donde mi arma yacía, mientras la cogía, apuntándola en la dirección de Cole. “Puedes venir detrás de mi todo lo que tu quieras, pero vas a dejar a _____ fuera de esto. Si siquiera piensas por un segundo, que te permitiré incluso tocarla, eres delirante.” Golpeándole en su costado como el me hizo a mi, lo agarré por la garganta, levantándolo contra la pared, asfixiándole hasta el punto donde el estaba volviéndose morado. “Tu no tendrás que preocuparte por que John te desollé vivo porque lo haré por mi mismo. Seré el que te ate y te haré desear nunca haberte cruzado en mi camino. Ye quemaré hasta el punto de la inconsciencia y luego cuando te despiertes, te desgarraré y te haré morirte del dolor. No lo haré fácil para ti. Ya ves, podría matarte ahora mismo y simplemente acabar de una vez, pero voy a tener mucha diversión encargándome de ti.”

“Justin,” Bruce gimió desde detrás mientras su mano ahuecaba mi hombro, tirándome hacia atrás, “Tenemos que irnos. Creo que ellos captaron el mensaje.”

Volviendo mi cabeza para mirar alrededor, estaba sorprendido al ver a cada miembro del grupo de Lyndon en el suelo, gimiendo en dolor mientras cada uno de ellos tenían heridas que no serían demasiado fáciles de arreglar.

“Vamos a tener que llevar a John a casa, el se está desangrando.”

Llevando mi visión hacia John rápidamente, siseé en voz baja ante la cantidad de sangre filtrándose a través de su camiseta.

“Mier*da, esta bien, os veré fuera.”

“Justin--”

“Solo ve!” Escupí, mirando como Bruce asentía de mala manera, alejándose de mi mientras el ayudaba a John a salir del almacén.

Mirando a Cole, apreté mi agarre alrededor de su cuello, “Te estoy dando una ultima oportunidad para abandonar esta ciudad, Santangelo.” Susurré con malicia, mi rostro estaba a un centímetro de distancia de él, “o voy a ir a por ti.” Empujándole hacia atrás con fuerza, dejé su cuerpo deslizarse hasta el suelo antes de volverme para marcharme, cuando una voz que no pertenecía a Cole, habló.

“Dile a las chicas que dije hola.” Lyndon escupió mientras el sostenía su costado, sus ojos marrones que estaban fijos en los míos, me decían que el no estaba acabado.


______’s Point of View:

“¿Donde están?” Exasperé mientras paseaba por los suelos por centésima vez esta noche, mis uñas mordidas hasta la médula por los nervios que hormigueaban en mi estómago.

“Estoy segura de que ellos están de camino, ____, por favor, ¿puedes simplemente sentarte? Estas poniéndome mas nerviosa haciendo eso.” Carly suspiró mientras ella se nivelaba hacia abajo en el sofá, mirando arriba hacia el techo.

“¿Como puedes estar tan calmada respecto a esto?” _____ siseó, “John esta con ellos, sabes, Dios sabe que están haciendo o que esta pasando ahora mismo.”

“Si pensara sobre los que-si, me volvería a mi misma loca, justo como tu estas ahora mismo. Confío en John y en sus instintos. El es inteligente, todos ellos lo son. Ten fe, ¿lo harás? Tu mas que nadie deberías saber como funciona esto.”

“Lo se, lo se... yo solo--es mas de la una de la mañana... que si algo malo pasó? Que si Justin--”

“______!” Carly regañó como mi madre hacía cada vez que yo, y cito, “uso el nombre de Dios en vano.”


“Lo siento,” Mordí de nuevo mientras me sentaba en el sofá al lado de los pies de Carly.

Jugando con mis dedos, balanceé mi rodilla a mi propio ritmo, tratando de mantenerme a mí misma calmada para encontrar algo que ocupara mi tiempo cuando el sonido de un coche detenerse en la entrada de coches, capturó mi atención.

Levantando mi cabeza rápidamente, corrí hacia la ventana, mirando a través de las cortinas para ver que los chicos habían llegado a casa. “Están aquí!” Pasé por delante de Carly que estaba de pie detrás de mi para conseguir una mirada de ella, mientras abría la puerta principal, saliendo descalza.

“Justin--” Parándome a los pies de la acera, sentí mi estómago caer mientras jadeaba en voz alta, ahuecando mi boca ante la visión de todos ellos golpeados. “¿Que demonios te pasó?” Hablé efusivamente mientras ahuecaba la cara de Justin en mis manos, dándome cuenta de la forma en la que el sostenía su palma contra su pecho.

“Estoy bien,” El gruñó, “Estoy bien, nos metimos en un poco de lío pero todo esta bien. No te preocupes por ello.”

“¿Como no puedo preocuparme-- John?” Mis ojos se abrieron completamente ante la vista de la sangre machada a través de su hombro y su mano, “Oh Dios mío, ¿estas bien?!”

“Estoy bien, solo necesito que me limpien y me curen. No te preocupes por mi,” El forzó una sonrisa aunque las emociones detrás de sus ojos tiraban todo por la borda.

“Carly va a volverse loca cuando te vea,” Suspiré, sacudiendo mi cabeza.

“Me encargaré de Carly, ¿vale? Solo ve adentro con Justin, el ha tenido una noche bastante dura también. Todos la tuvimos--”

“John?” Carly susurró, sus ojos llenos de lágrimas mientras ella temblaba de pie a un metro de distancia de nosotros.

“Carly...” John murmuró, sabiendo que ella estaba asustada, “No llores cariño, esto bien. Estoy vivo... estoy respirando. Ven aquí.”

Corriendo a sus brazos, ella sollozó en su hombro, aferrándose a él como si le fuera la vida den ello, con miedo de dejarle ir. “¿Que pasó?” Ella preguntó mientras se apartaba, completamente ignorando la sangre que ahora teñía su camiseta. “Pensé que dijiste que esto era una reunión--”

“Lo era.” John la interrumpió, “Pero ellos no quería hablar, ellos querían problemas.” Suspirando, la derrotada cruzó su rostro mientras la tensión en sus músculos se mostraba, “No quiero hacer esto ahora, ¿vale? No tienes nada de lo que preocuparte. Lo arreglamos, esta hecho. Solo vamos adentro--”

Como si fuera una señal, una serie de neumáticos de coche nos alarmaron mientras nos volvíamos a ver a un furgón negro conducir agresivamente por la calle. Antes de que cualquiera de nosotros tuviera la oportunidad de procesar que estaba pasando, las ventanas del furgón rodaron hacia abajo descubriendo varias ametralladoras.

“Mier*da, abajo!” Justin gritó mientras el envolvía su brazo a mi alrededor, tirándome al suelo mientras su cuerpo blindaba el mío de los varios disparos que fueron disparados en nuestra dirección.

Cubriendo mis oídos con mis manos, sentí el calor del cuerpo de Justin contra el mío haciéndome sentir a salvo mientras los sonidos de los cristales rotos y macetas cayendo al suelo, resonaban en mis oídos.

Cuando la costa estaba vacía y los sonidos disminuyeron, Justin se retiró de cubrirme mientras el levantaba lentamente su cabeza de mi hombro, mirando alrededor para ver nuestra entero jardín delantero echo trizas, los coches que conducíamos con varios agujeros de bala en ellos.

Levantándome yo misma del suelo, me aferré a la mano extendida mientras el me alzaba hacia arriba sobre mis pies. Limpiándome a mi misma, me volví hacia el con una expresión grave, “¿Que demonios era eso? Pensé que dijiste que lo manejaste?!” Grité.

“Lo hicimos,” Negándose a encontrarse con mis ojos, Justin miró a los lejos en el furgón alejado, sus ojos oscureciéndose mientras un pensamiento ocurría. Aclarando su garganta, el compartió un entendimiento común con todos los chicos. “Supongo que ellos no captaron el mensaje.”

“¿Que quieres decir?”

Mirándome a mi, me quedé helada bajo la intensa mirada mientras una serie de escalofríos corrían a lo largo de mi espina dorsal, “Ellos acaban de declarar la guerra.”

26 comentarios:

  1. Ai no por deoos!! Que mie*ra! Hace un par de capitulos Justin me habia pedido matrimonio, y ahora los pu*tos de los Snipers declaran guerra? Amo esta novela!

    ResponderEliminar
  2. OMG . CORRE JUSTIN CORREEEEEEEEEEEEEE.

    ResponderEliminar
  3. OH MY BIEBER! LOS PUTOS DE LOS SNIPERS NO VAN A PARAR!!

    ResponderEliminar
  4. o por dios putos snipers nunca van a dejarlos en paz!!! espero que nada malo le pase a mi justin

    ResponderEliminar
  5. snipers dejenlos en paz.. enserio!

    ResponderEliminar
  6. Jodidos snipers aagh siempre tiene que joder alguien

    ResponderEliminar
  7. diooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooosssssssssssssss puta madreeeeeeeeeeee sdjkjfdjsogksgojslgjs santa mierdaaa

    ResponderEliminar
  8. OH MY FUCKING GOD porque loco siempre tienen que venir los Snipers a jodernos si no son ellos son otros antes era Luke ahora ellos osea WHAT?? vamos alguna vez a ser felices fucking shits.
    Ai dios como amo esta novela osea es tan schnsjancjak que es imposible de describir osea es impossible xD.
    Me muero yo que dije después de este capitulo duermo pero no!!! tenias que poner de nuevo una frase interesante para atraparme jum. TE AMOOOOO

    ResponderEliminar
  9. snipers siempre tienen que cagar todo.... :( dejenos ser felices a shatu y ami,amo esta novela pero aveces me ase llorar

    ResponderEliminar
  10. PUTOOOOS QUE SE MUERAN MALDITOS LOS ODIOOOOOOOO LOS PRODIA MATAR YO MISMAAAAAAAA GNERKLGDFGJDFKLHJGKJGKLHJGHHKLFHJFGHJLKGKJKFHJF.

    ResponderEliminar
  11. Putos snipers, malditos. joder, nunca pueden estar bien loco, sdjhfskdhf

    ResponderEliminar
  12. putos envidiosos hijos de sus fuckin mamas!!! no es por nada pero el shastem y los chicos si que son muy ingenuos osea man los dejaron vivos???.... debian acabar con ellos de una buena vez.. c*oño ya han echo demasiado como para tener que soportarles esta guerra que empieza ... c'mom estoy super traumada con esta noveee la amooo... Dios cuidame a danger si no voy yo y los petardeo a todos esos snipers de mier**daa....... AHHHHHHHHH ME MEOOOOOO...

    ResponderEliminar
  13. AAAAAH MALDITOS SNIPERS, NO PUEDEN ESTAR QUIETOS NI UN SOLO SEGUNDO JOD*EEER!!!

    ResponderEliminar
  14. amo a los snipers encerio *sarcasmooo*

    ResponderEliminar
  15. mierda mierda mierda mierda y otra vez mierda..

    ResponderEliminar
  16. AAAAAAAAAAAAAAAAAAH AMO ESTA NOVELA, PUTOS SNIPEEERS, PORQUE NO DEJAIES QUE JUSTIN Y YO SEAMOS FELIZ? EEEEH?

    JODER, LA AMO , AMO ESTA NOVELA, NO PUEDO PASAR NI SIQUIERA UN DIA SIN LEERLAAA *-* ASDFGHJK

    ResponderEliminar
  17. Shit !! Lo Maximo !! Amo Esta Novela !! "Mirándome a mi, me quedé helada bajo la intensa mirada mientras una serie de escalofríos corrían a lo largo de mi espina dorsal, “Ellos acaban de declarar la guerra"

    ResponderEliminar
  18. JODEEER TIAS ESTÁ NOVELA VA A MATARME LA AMO

    ResponderEliminar
  19. CONCHE TU MADDDDDDDDDDDDRE -n-
    SNIPERS REEEEEEEEEECULIAOS HDDDDDDDDPPPPP,MUERAN,MUERAN,MUERAN.
    ENVIDIOSOS DE MIERDA,DEJEN A KELSEY Y JUSTIN,JOHN Y CARLY !TRANQUILOS POR LA MIERDA¡.
    AAAAAAAAAAAAAH PUTOOOOOSSSSSSSS,SNIPERS DE MIERDA SIENTAAAAAAAAAAAAN MIS MAYUSCULAS,PUNTOS Y GRITOOOOOOOSSSSSSS SNIPERS,SIEEEEEEENTAAAAAAAANLOOOOOOS!!! kseisjieojeuesujsehnu Jelsey y Jarly*-* lo mas hermoooooosooooo*------------------*
    Mueran snipers,pium pium.

    ResponderEliminar
  20. ellos acaban de declarar la guerra sjajsj me voy a mataaaaaaar a.p

    ResponderEliminar
  21. N O. M E. J O D A S.
    Yisus! Esto se está descontrolado D:
    Una puta guerra?! En serio?!? xcccc
    Esto terminara muy muuuuy mal xc lo presiento D:
    Recién comprometidos y pasa esto?!? Joder! Aveces de verdad pienso que Adriana no quiere que sean felices :c Nah! Espero y todo acabé bien:(
    Mientras tanto... bale berga la bida. :))))))))))

    ResponderEliminar