sábado, 23 de marzo de 2013

Danger - Capitulo 28


“You don’t have to hide your feelings.”- “No tienes que ocultar tus sentimientos.”


Justin’s POV

Todo el viaje en coche hacia mi casa fue en silencio absoluto. John mantuvo su boca cerrada, mirando hacia delante y ____ estaba observando el exterior, ligeramente temblando por el aire frío debido a que tenía solo un sujetador debajo de mi chaqueta.

Apreté los dientes, cerrando la mandíbula tensa. El pensamiento de Luke incluso poniendo sus manos sobre ella me envió a mis extremos.

Nunca debí dejarla entrar en el coche.

Nunca debí haber provocado que se enfadara tanto.

Debería de haberle dicho la verdad acerca de Jen.

Agarré el volante con más fuerza, a pesar de todo el dolor que desprendía mi cuerpo. Pude haber golpeado a Luke hasta la saciedad, pero el me hizo algo de daño también.

John me miró, enviándome una mirada de tristeza.

Sacudí la cabeza, tratando de no ponerme demasiado caliente.

Todo lo que podía pensar era en matar al hijo de pu*ta; para hacerle pagar por todo el que le hizo a _____ y debería de haberlo hecho pero no pude. No cuando ____ me estaba pidiendo que no lo hiciera. Hubiera sido una cosa si se tratara de algo sin planear, espontáneo, pero esta noche …..era diferente. Ella estaba asustada, sin camiseta, con moratones, cortes y desesperada por salir y no me atreví a molestarla aún más.

Al doblar una esquina, me tomó unos minutos mas antes de que condujera rápidamente por el camino que llevaba a la casa y detuve el coche. Me recosté en mi asiento, dejando que mi cabeza cayera hacia atrás contra el reposacabezas.

El rugido suave del coche era el único sonido que se oía entre nosotros, todo lo que podía hacer que una persona se volviera loca.

John me miró una vez más antes de hacer un movimiento de cabeza y darme una palmadita en el hombro, abrió la puerta del coche, cerrando detrás de él antes de desaparecer en la oscuridad.

Yo mantuve la boca cerrada, sin saber que decir en ese punto.

Oí movimientos desde la parte de atrás, pero decidí ignorarlo.

Yo solo quería cerrar los ojos y desaparecer para siempre. Tal vez de esa manera todo volvería a la normalidad y ____ estaría fuera de peligro.

Después de unos minutos, decidí que sería mejor que dijera algo, cualquier cosa con tal de evitar el silencio. “¿Quieres ir a casa o?”

Esperé una respuesta, golpeando mis dedos en el apoyabrazos.

“No.” _____ murmuró en voz baja. “No puedo dejar que mis padres me vean así….” Ella susurró.

Asentí con la cabeza, inclinándome y cogiendo las llaves de la ranura. Abriendo la puerta del coche, cerré de un portazo antes de hacer mi camino hacía el lado de _____. Tirando del mango, me agaché al nivel de _____. Le acaricié la mejilla ligeramente antes de deslizar mis brazos por debajo de sus piernas y cintura, para luego levantarla y cerrar la puerta con mi cadera, caminando hacia el sendero que conducía a la puerta principal.

Para mi suerte, ya estaba abierta ligeramente. La abrí un poco mas con mi pie, caminé dentro de la casa y subí las escaleras, ni siquiera molestándome en ver si los chicos estaban allí o no.

Aproximándome por el pasillo, abrí la puerta de mi habitación antes de caminar adentro y senté a ____ en mi cama. La miré antes de suspirar y me alejé otra vez hacia la puerta, para cerrarla con suavidad.


_____’s POV:

Vi como Justin cerró la puerta de su habitación, dejándonos a los dos solos. Tragué saliva lamiéndome los labios.

Me dolía todo mi cuerpo y la cabeza me latía sin cesar con un dolor de cabeza terrible.

Esta noche era algo que no podría describirte, incluso si lo intentara. Se sentía como si hubiera salido de una especie de telenovela o algo así.

No podía creer que todo esto me hubiera pasado a mí, pero estaba feliz de que todo hubiera terminado.

Todo lo que quería era tomar una ducha y olvidar todo lo que había pasado.

Levanté mi mirada en el momento en el que escuche como algo se arrastraba hacia mí. Me mordí mi labio, sin saber que decir ni que hacer. Suspirando interiormente, empecé a jugar con mis dedos, evitando los ojos de Justin posados en mí.

La cama se movió por el peso que se había puesto sobre esta. “¿Quieres una ducha?” Oí murmurar a Justin en voz baja.

Levanté la vista hacia el, asintiendo con la cabeza. “Si, por favor.”

Se puso de pie una vez más, acercándose a mí y me cogió por segunda vez esta noche antes de caminar hacia el cuarto de baño.

Me dejo sobre la parte superior de la encimera junto al lavabo, tomé una respiración profunda, sosteniéndome sobre sus hombros por un segundo para equilibrarme, antes de dejarle ir.

Justo me miró a los ojos por un momento antes de darse la vuelta y alejarse hacia la ducha. Giró las perillas, llenando la bañera de agua tibia.

Me mordí el labio, mirando mientras el sentía la temperatura del agua con la punta de sus dedos, dándome la espalda.

Cuando todo estaba listo, Justin se volteó hacia mí. “Esta bien, el baño esta listo. ¿Vas a estar bien sola o necesitas ayuda?” Se lamió los labios, mirándome a los ojos una vez más.

No se que era, pero había algo en la forma en la que me miraba que hizo que mi estómago se estremeciera.

Yo negué con la cabeza suavemente. “No, estoy bien.”

El asintió con la cabeza. “Llámame si necesitas algo. Voy a estar en la habitación, vale?”

Me metí un mechón de pelo detrás de mi oreja. “Vale.”

Se inclinó hacia abajo, presionando sus labios suavemente en mi frente antes de salir del cuarto de baño, cerrando la puerta detrás de él con un ligero “clic!” recordando su presencia.

Salté de la encimera lentamente, sin querer dañarme más de lo que ya estaba, salí de mis jeans y deslicé la chaqueta de Justin. Me aferré a ella por un momento, sintiendo la textura debajo de mi piel.

Tomé una respiración profunda antes de tirarla a un lado, luego me quité mi sujetador y mis bragas, a pesar del dolor que irradiaba de mi interior y los tiré a un lado también.

Al entrar a la bañera, hice una mueca repentina por la sensación de calor, pero rápidamente me acostumbre a ella, colocando todo mi cuerpo dentro de la bañera.

Se sentía bien estar de vuelta segura de nuevo. En un ambiente en el que estaba acostumbrada a estar distinto del otro en el que estuve por una hora o algo así. También me sentía relajada al poder quitar toda la suciedad que sentía en mí misma.

Agarrando una pequeña esponja, empecé a frotar mi piel, sin desear nada más que olvidar la noche que había pasado y la sensación de las manos de Luke y sus labios sobre mí.

No fue hasta que termine de lavar mi pelo cuando volví a lavar mi cuerpo por los acontecimientos de esta noche que realmente me marcaron. Viendo los cortes y contusiones en las muñecas mis emociones se elevaron a un nivel completamente nuevo y en cuestión de segundos, las lágrimas envolvieron mi visión borrosa y todo se difuminó.

Ni siquiera me di cuenta de que había empezado a llorar desconsoladamente hasta que vi el rojo de mis brazos y piernas por frotarlos tanto con la esponja mientras sentía la caída de las lágrimas en el agua con jabón.

Me mordí el labio, queriendo acallarme a mi misma antes de que me escuchara alguien. Lo último que quería era que alguien entrara aquí mientras yo estaba desnuda en la bañera.

Sollozando, tragué saliva, moviendo la cabeza. Tenía que deshacerme de estos pensamientos. Tenía que olvidarme de Luke, Andrew y todo lo demás que había pasado esta noche.

 Tenía que hacerlo.


Justin’s POV:

El en momento en el que escuché el sonido del agua salpicando, me relaje lentamente. Acostándome contra mi almohada, tomé un par de respiraciones profundas, con ganas de aclarar mi mente.

¿Cómo pude dejar que esto fuera demasiado lejos? ¿Cómo pude dejar que le hicieran daño? ¿Cómo pude dejar que Luke pusiera sus manos sobre ella?

Debería de haber sido rápido en darme cuenta de que el era la persona que se la había llevado. Debí haber sido más rápido, debí de haber pensando mas claro y tal vez si lo hubiera hecho, la habría salvado de pasar por todo eso.

Pasé mis dedos furiosamente por el pelo, tirando de los extremos con frustración. ¿Cómo puedes salvar a la persona que te importa cuando no puedes ni salvarte a ti mismo?

Unos minutos después, oí unos sollozos débiles que provenían del cuarto de baño y al instante, sentí que mi corazón caía.

Esperé un momento para ver si seguían, y cuando continuaron, sentí la parte de atrás de mis ojos dando pinchazos.

Seguí escuchando, deseando que todo se acabara.

Quería ir allí y calmarla. Quería hacerle saber que ella iba a estar bien, que ella iba a estar correctamente, que todo esto se olvidaría y todo volvería a la normalidad.

Pero yo sabía que si ella se esforzara en no pensar en esto, los recuerdos, las cicatrices, todavía estarían allí para recordarle todo los días lo que había pasado.

Ella nunca podría escapar.

Me froté los ojos, sacudiendo la cabeza mientras los sollozos se convirtieron en llanto, los sonidos de ____ vibrando a través de la puerta, venían a mis oídos, haciendo una melodía que no quería escuchar.

No estuve allí cuando Luke la tocó. No estuve allí cuando el casi la viola. No estuve allí cuando ella estaba asustada y me necesitaba. Yo no estuve allí y nunca me perdonaría a mí mismo por haberle hecho pasar todo eso.

Sentí las esquinas de mis ojos quemar y antes de darme cuenta, las lágrimas comenzaron a acumularse y antes de que pudiera detenerlas, ellas bajaban por mis mejillas.

Apreté mis párpados, sacudiendo la cabeza.

“Lo siento.” Le susurré a la nada, pero en mi corazón sabía perfectamente a quien se lo estaba diciendo. “Lo siento, no pude salvarte antes.” Hice una pausa, lamiéndome los labios. “Todo esto es mi culpa.”

“No, no lo es.” Oí una tenue voz hablar conmigo e inmediatamente me removí en la cama, frotándome los ojos para ver de pie a John en la puerta que daba a mi habitación.

Me mantuve en silencio, sin poder decir nada. Me pasé las manos arriba y abajo en mi cara, deshaciéndome de la evidencia que mostraba que estaba llorando.

“No tienes que ocultar tus sentimientos.” John entró en mi habitación, cerrando la puerta detrás de él. “Puedo verlo en tus ojos. Te preocupas por ella y se que esto te esta matando por dentro. Se que te esta comiendo vivo por dentro no poder haberla salvado antes, pero tienes que darte cuenta de que no controlabas esto.”

Negué con la cabeza, “Debería de haberle dicho la maldita verdad sobre Jen. Si lo hubiera hecho, nada de esto habría pasado.” Me reprendí amargamente.

John suspiró. “Incluso si lo hubieras hecho, sabes que el hubiera encontrado otra manera de llegar a ella. Tú no eres un superhéroe Justin. Eres un ser humano como todos los demás.”

Aparté la mirada de él. “No debí haberla dejado entrar en ese coche.”

“No” replicó John. “No debiste, pero lo hecho, hecho esta y no lo puedes cambiar Justin, pero si se lo que puedes hacer.”

Tragué saliva, lamiendo mis labios, esperando a que continuara.

“Tu puedes asegurarte de que ella esta bien y consolarla porque eso es lo que necesita ahora en estos momentos. No necesita que te atormentes a ti mismo con esto. Ella necesita que alguien este ahí para ella y los dos sabemos que ese alguien aquí eres tu.” Con eso, se dio la vuelta, saliendo por la puerta. “Ah, y Justin?”

Lo miré.

“Puedes pensar que eres invencible pero todos caemos a veces.” Y luego la puerta se cerró, dejándome solo en la habitación.

6 comentarios:

  1. Este capítulo me ha enamorado!

    ResponderEliminar
  2. Yo muero con cada puto Capitulo ahsdgjhasg me matas es ahsgdajhsgd totalmente hermoso <3 :') casi lloro kjashdkjahs

    ResponderEliminar
  3. nothing like us (nada como nosotros)

    ResponderEliminar
  4. He llorado literal con este capítulo, impresionante.

    ResponderEliminar
  5. Aaw dios esta novela es hermosa es la 3ra vez q la leo

    ResponderEliminar