sábado, 23 de marzo de 2013

Danger - Capitulo 27


“I’ll kill you.” - “Te voy a matar.”


____’s POV

Sentí mi estómago hundirse en el suelo una vez que llegué a la conclusión de que iba a ser forzada a hacer algo que no quería hacer.

No solo estaba atada a la cama si no que el no quería parar tampoco, no importaba las veces que le rogara.

Se limitó a seguir haciendo lo que el quería, haciéndome llorar aún mas.

Me sentía inútil, me sentía sucia… Me daba asco a mí misma.

Solo deseaba que se diera prisa y acabara con esto de una vez. Me mataba mas saber que no podía hacer nada al respecto y tenía que esperar allí a que el acabara con todo esto.

Apreté los ojos con fuerza en el momento en el que sentí que el empezaba a tirar del botón de mis jeans. Empecé a gritar una vez mas, para hacer algo que le distrajera de lo que estaba a punto de hacer.

En lugar de ello, sin embargo, Luke solo se frustró y estrello una mano contra mi boca, bloqueando mis gritos.

“Por favor…” Lloré en su mano, lo que decía salía como un grupo apagado de palabras, lo que me hacía empeorar.

Empecé a mover la mitad inferior de mi cuerpo, tratando de darle un rodillazo en algún lugar donde le doliera mucho. Haciendo cualquier cosa para que me diera mas tiempo.

“Maldita perra, deja de moverte!” Gimió él, empujándose a sí mismo con más fuerza contra mi cuerpo haciéndome jadear.

Me puse a gritar más fuerte en su mano, desesperada por que terminara esta pesadilla.

Luke sonrió sacudiendo la cabeza. “No aprendes, ¿Verdad baby?” Se burló. “Te voy a foll*ar tan duro y no puedes hacer nada al respecto.” Me guiñó un ojo, pervertido, antes de inclinarse forzando sus labios contra mi cuello una vez más.

Empecé a gemir con horror e incredulidad absoluta. Abrí la boca para decir algo más cuando la puerta salió volando y de inmediato comencé a temblar, asustada de quien pudiera estar en la puerta.

“Tienes cerca de tres segundos para que te vayas a la mierda de encima de ella, antes de que te vuele la cabeza en pedazos.” Una voz muy familiar para mis oídos, habló con dureza y llevó una ola que subió por mi piel poniéndola erizada.

Luke quitó los labios de mi cuello, gruñendo en voz baja. “¿Quién co*ño te ha dicho que pudieras interrumpir? Te dije que tendrías tu oportunidad con ella mas tarde.”

La persona que estaba en la puerta se echó a reír. “No creo que hayas entendido Luke…”

“No creo que hayas entendido.” Luke escupió. “Estoy ocupado.”

Si ni siquiera una palabra un disparo se marchó a unos centímetros de donde mi cabeza estaba apoyada. Di un salto, cada vez más cerca de mí.

“¿Qué co*ño!?” Luke se quitó de encima de mi, se volvió para mirar hacia la puerta, dejándome ver la imagen de Justin de pie, con una mirada de puro odio en su rostro.

Una oleada de alivio se apoderó de mí mientras las lágrimas envolvían mis ojos. Me puse una mano sobre mi boca, sorprendida de verle allí de pie.

“La próxima vez, va a ser tu pecho en el que ponga una bala.” Se burló Justin, agarrando una pistola con firmeza en su mano.


Justin’s POV:

“Bieber,” hervía Luke a través de una bocanada de aire. “¿Qué co*ño haces aquí?” Gruñó bruscamente.

“¿No pensabas que pondría todas las piezas juntas?” Me reí con un movimiento de cabeza. “¿Cómo de retrasado crees que soy?”

Luke abrió la boca cuando le interrumpí de inmediato.

“Eres un idi*ota si pensabas que no me enteraría de quien se la había llevado. Gran error por tu parte, porque si fueras inteligente no habrías hecho lo que hiciste.” Estreché mis ojos, mi voz descendía a un tono frío.

“Te tomó demasiado tiempo Bieber.” Luke se echó a reír. “Quiero decir, te ha llevado, ¿cuanto?” Fingió mirar su reloj. “¿Una hora? ¿Dos? ¿Tal vez más? Pensé que eras un profesional de esto.”

Una enferma sonrisa recorrió mis labios. “Ya sabes….” Me detuve, jugando con el borde del arma. “Yo soy un profesional asesinando.” Miré hacia arriba.

“¿Se supone que tengo que tenerte miedo?” Luke respondió levantando sus cejas.

Sonreí, divertido. ¿Qué clase de pregunta es esa? Cualquiera en su situación se estaría cagando en los pantalones ahora mismo.

Recuerdo que Parker estaba cagándose en los pantalones al segundo que quedara clavado en el suelo.

“Deberías de tenerlo.” Fue todo lo que dije antes de inclinarme hacia delante y lanzar un pu*ño al lado de su cara, mandándolo volando hacia atrás. Me acerqué a el, tirando varios golpes en su cara causándole dolor.

Tomé este tiempo para correr a ____, le desaté la mano izquierda antes de pasar a la derecha. Maldije para mis adentros, tratando desesperadamente de quitar los nudos. Al segundo de liberar sus manos, sentí que me tiraban de nuevo con fuerza, cayendo al suelo y su pu*ño chocó contra mi nariz.

Oí un crujido significando que estaba rota. Luke lanzó varios golpes, golpeándome en la mandíbula y en la mejilla hasta que lo aparté de mi y me levanté, golpeándole sin un descanso de por medio, en su cara, abriéndole un corte en el labio.

Luke dejó escapar un gemido de dolor que me hizo sonreír en señal de triunfo. Si el estaba dolorido ahora solo tenía que esperar hasta que hubiera acabado con él.

Me levanté apartándome de él, agarrándole por el cuello antes de ponerme de pie y lanzarlo contra la pared. Me acerqué a su cara. “Tuviste mucho valor al poner tus manos sobre mi chica, ¿sabes?” Le escupí.

Luke luchó bajo mi dominio, pero mantuvo su rostro serio, sonriendo a pesar de la situación en la que estaba. “Ella tiene un cuerpo para matar, Bieber.” El lamió sus labios, haciendo una mueca mientras tocaba su corte. “Y unas tetas enormes.” Hizo una pausa, tratando de respirar. “No es de extrañar que la tengas.”

Le quité de la pared antes de empujarlo contra ella. “Tendría cuidado si fuera tu.” Presioné mi mandíbula, ignorando el dolor que empezaba a fluir desde ese mismo lugar.

“¿O que?”

Le sonreí con picardía. “Te voy a matar.” Dejé que mi tono bajara hasta emitir un susurro y justo cuando estaba a punto de reprenderle por algunos comentarios de listillo, le agarré con ganas por el cuello, apretando mi mano alrededor de este, apretándole inmensamente bajo mí agarre.

Empezó a tirar de mi mano, queriendo que lo bajara.

Negué con la cabeza, haciendo mi mano libre un pu*ño antes de golpear su estómago haciéndole caer y toser.

Le enderecé una vez mas, le di otro pu*ñetazo en la tripa, antes de darle otro en el extremo de su cara.

Sentí otra presencia en la sala. Sin atreverme a mirar, me mantuve agarrando a Luke, apretando los dientes con furia.

Todo lo que este cabr*on me hizo, desde sus primeras palabras hacia mi, Jen, el restaurante, cuando me apuñaló, todo junto cuando se llevó a ____ y le hizo que sabe dios el que. Todo era demasiado y yo sabía en ese mismo momento, que todo tenía que llegar a su fin.

Agarré de un pu*ño su camisa, le quité de la pared y lo arrojé por la habitación en la que golpeó su cabeza contra la pared.

Dándome la vuelta, inmediatamente miré a mi alrededor para encontrar a ____ acurrucada en un rincón con los brazos envueltos alrededor de su cuerpo, temblando.

Mis ojos se suavizaron de inmediato y fue entonces cuando por fin me di cuenta de la herida en el costado de su cara y en el cuello, su pecho estaba expuesto a los ojos de todos y el botón de sus jeans estaba desabrochado. La ira empezaba a fluir por mis venas y si pudiera verme en un espejo, probablemente estaría tan rojo como un tomate.

Me calmé lo suficiente como para deslizar mi chaqueta cuidadosamente mientras me acercaba a su cuerpo tembloroso. “Toma, ponte esto.” Le susurré con dulzura, sabiendo que estaba asustada.

Se mordió el labio, pensando que hacer.

Le coloqué suavemente una mano sobre su hombro, se encogió drásticamente, volviendo su cabeza lejos de mí.

Una punzada de tristeza me atravesó. Estaba asustada.

“No voy a hacerte daño.” Murmuré. “Solo ponte la chaqueta y estarás cubierta.”

Ella asintió con la cabeza ligeramente, sacudiendo sus brazos mientras ella la extendía desde mí, la cogió para ponerla cerca de su pecho.

Todo lo que quería hacer era estrecharla entre mis brazos y prometerle que todo iba a estar bien. Quería asegurarme de que ella estaba bien y llevarla a casa donde ella estaría segura pero antes de que pudiera hacer eso, tenía un asunto del que ocuparme.

Y ahí fue cuando todo se vino abajo y al instante, la rabia tomo mi control una vez mas, me volví hacia Luke, solo para ver que había desaparecido. Fruncí las cejas, confundido porque no sabía donde estaba.

Caminando hacia la puerta, estaba a punto de salir cuando oí una voz débil llamarme cuando sentí como algo me golpeaba en la parte posterior de mi cabeza. Me caí al suelo lleno de dolor, gimiendo mientras estaba tendido sobre mi espalda.

Mirando hacia arriba, vi a Luke con una pistola en la mano. Mi pistola.

Ni siquiera me di cuenta de que había caído.

Mi visión era ligeramente borrosa a medida que empezaba a verle doble. Le miraba contrariado. Uno de el es suficiente, gracias.

Traté de sentarme pero la bota negra de Luke me lanzó sobre mi espalda después de golpear mi pecho.

Fruncí el ceño.

“¿Piensas que podrías hacer todo esto y salirte con la tuya?” Sacudió su cabeza con una sonrisa divertida en su rostro. “Subestimas lo que podrías hacer Bieber.”

Luche contra la tentación de reírme a carcajadas. El hace que parezca que ha hecho esto durante tanto tiempo, cuando solo ha estado en este juego durante un año. Yo he hecho esto durante tanto tiempo como puedo recordar.

Volví mi cabeza un poco y fue entonces cuando me di cuenta de que John había subido por las escaleras. El llevó su arma hacia arriba, agitándola levemente, lo que indica que cubría mis espaldas.

Asentí con la cabeza antes de volver a mirar a Luke. “Puedes chupármela.” Me burlé con una expresión burlona.

“Lastima que tu pequeña perra este de vuelta en la habitación. Lo que me recuerda,” El sonrió. “Voy a fo*llarla hasta que pierda la conciencia una vez que acabe contigo.”

“¿Qué te hace pensar que vas a vivir el tiempo suficiente para hacer eso?” Arqueé una ceja hacia el.

Luke estaba a punto de decir algo cuando John sostuvo su arma y disparo a quemarropa en la otra habitación, llamando su atención, dándome el tiempo suficiente para apartarle su pie de mi y le empujé con mis pies a la vez que agarraba la muñeca de Luke y lo estrellaba contra la pared, liberando el arma de su mano.

Agarrándola, le golpeé la cabeza, abriéndole un corte en esta antes de tirarlo en frente de la puerta y arrojarlo al suelo. Dando un paso atrás, vi que sostenía su cabeza y su estómago, gimiendo insoportablemente de dolor.

“Fue agradable conocerte, Luke.” Pronuncié su nombre con tal repugnancia, que podrías sentir el asco y el odio. Mantuve la pistola apuntando directamente a su pecho, presionando el gatillo, a punto de pegarle un tiro y de acabar con su vida de una vez por todas.

“No lo hagas.” Una voz suave habló.

Fruncí las cejas en la confusión. No me atreví a darme la vuelta, sin embargo. “¿Qué?”

“No dispares Justin.” Reconocí la voz de ____.

Apreté la pistola. “¿Y porque no?”

“Porque….” Ella se acercó mas a mi cuerpo, sosteniendo con fuerza la chaqueta que le di para su cuerpo.

Negué con mi cabeza. “No hay manera en el infierno que voy a dejar a este hijo de pu*ta vivo. El va a pagar por lo que te hizo.”

“Estoy bien Justin. Mira, el no hizo nada.”

“Si, gracias a mi. Si no hubiera llegado, el te habría violado y dios sabe que otras cosas podría haberte hecho después.” Apreté los dientes, sintiendo crecer la necesidad de matarle cada segundo que pasaba, la realización se hundía en mí.

“Pero tu me salvaste.” Ella susurro, al poner su mano en mi hombro. “¿No es eso lo que importa? ¿Qué estoy bien?”

“Por supuesto que importa”, murmuré. “Pero todavía no es excusa para lo que te hizo. Voy a matarlo, incluso por cruzarse conmigo y poner sus manos sobre ti. Una forma es atacarme. Otra es atacar a la gente que me importa.”

“No lo hagas Justin. Por favor, solo quiero ir a casa.” Ella gimió. “Por favor….” Yo podía sentir la desesperación en su voz.

Pensé en ello por un momento antes de que finalmente, pusiera mi brazo hacia abajo. Deslizando la pistola detrás de mí como siempre lo hacía, oí que ____ dejó escapar un profundo suspiro.

“Gracias.” Susurró.

Asentí con la cabeza, dándome la vuelta al instante, mis brazos rodearon su diminuta figura, acercándola a mi cuerpo. Le llevó un tiempo, pero pronto puso sus brazos alrededor de mí, devolviéndome el abrazo.

Apreté los labios en la parte superior de su cabeza,

Me apretó con más fuerza, enterrando su cabeza en mi pecho.

“Lo siento mucho.” Susurré en su pelo. “Esto no debió de haber pasado.”

“No es tu culpa.” Susurró ella.

Me moví de nuevo, mirando su cara lastimada. Mi estómago se revolvió dolorosamente. Cogí su rostro con mis manos, la miré a los ojos antes de inclinarme hacia abajo y presioné mis labios firmemente contra los suyos.

Ella me devolvió el beso, sosteniendo mi cuello mientras lo hacía.

Me aparte, mi aliento chocaba contra el suyo antes de que cogiera su mano con la mía. “Salgamos de aquí.”

Ella asintió con la cabeza.

Antes de irme, sin embargo, me volví para ver a Luke que seguía acurrucado en el suelo con dolor.

Cogí la pistola de la parte trasera de mi jean, le disparé en la pierna. “El karma es una perra.” Escupí antes de girar y caminar por las escaleras, saliendo del almacén con ____ a mi lado y John siguiéndonos de cerca.

No he podido matarlo esta noche, pero el hijo de pu*ta va a conseguir lo que se merece, de una manera u otra. Me aseguraré de ello.

1 comentario:

  1. Jajajaj El Karma Es Una Perra!!
    Logico Y Se Llama Karma Bieber

    ResponderEliminar