sábado, 23 de marzo de 2013

Danger - Capitulo 63 (Final)


“It’s show time, boys.” - “Que comience el show, chicos.”


Justin’s Point of View:

“Esta bien,” Bruce juntó sus manos, dejando escapar un muy necesitado suspiro mientras el se limpiaba su cara de sudor.

Todos habíamos estado trabajando las ultimas cinco horas en el golpe final entre Luke y yo, sin ningún descanso, y decir que estábamos cansados sería una subestimación. Estábamos completamente exhaustos.

“Tenemos todo arreglado, ahora todo lo que tenemos que hacer es examinar todo y asegurarnos que esta perfecto. No podemos ca*garla.” Bruce miró a nosotros tres, sus ojos permanecieron en mí por un tiempo antes de hablar una vez mas. “Luke escogió el tiempo y el lugar, el sabe lo que esta haciendo. Nosotros solo tenemos que asegurarnos de que estamos un paso por delante de él.”

“¿Como podemos hacer eso si ni siquiera sabemos que tiene planeado?” Marcus preguntó, la somnolencia estaba mezclada con determinación, evidente en su tono de voz. “Quiero decir, si el escogió el lugar, quien dice que el no aparecerá apuntando con armas?”

Me burlé, sacudiendo mi cabeza. “El no es tan estú*pido como pensamos. El sabe que esta haciendo en su mayor parte; el no es lo suficiente idi*ta para hacer eso.”

“Escucha, no sabemos de que es capaz. Por todo lo que sabemos, esto podría ser una trampa. Tenemos que tener cuidado de que nada salga mal...” Marco exclamó, poniendo un granito de arena mientras el decía sus propios pensamientos.

Antes de que tuviera la oportunidad de decir algo, Bruce me ganó. “--eso es por lo que estamos resolviéndolo ahora. Hemos repasado este plan un millón de veces, es infalible. Nosotros solo tenemos que ser positivos de que lo hagamos de acuerdo a lo planeado.”

Asentí, entrelazando mis dedos juntos y sentándome delante, mis codos descansaban en mis rodillas. “El tiene razón.”

“Por supuesto que la tengo.” Bruce sonrió, juguetonamente desempolvando sus hombros haciendo que yo rodara mis ojos.

“No te pongas chu*lito ahora.” Me reí entre dientes, lamiendo mis labios y centrándome de nuevo en la tarea cuestionada una vez mas. “Ahora, vamos a repasarlo una vez mas.” Asentí con mi cabeza hacia Bruce, quien honorablemente habló.

“Vale, una vez que lleguemos, nos encontramos cara a cara. Supongo que el ya nos estará esperando, así que nosotros le esperamos para que salga. Una vez que eso haya terminado y este hecho, hablamos, le dejamos que nos tire toda la basura que el quiera porque para cuando empecemos, el estará rogando sobre sus rodillas para que nos detengamos.”

Sonreí, frotando mis manos juntas. Solo pensar en que finalmente podría vengarme del hijo de pu*ta por toda la mier*da que nos ha hecho pasar a mi y a ______, estaba estallando por lo que iba a venir esta noche.

Finalmente iba a tener mi venganza.

“Tenemos todas las armas escondidas en el sótano. Justin tienes la tuya cerrada en el estuche, la que asumo que vas a usar?” Bruce levantó su ceja hacia mi.

Asentí firmemente. “¿Cuando no uso esa cosa?” Reí.

Bruce esbozó una sonrisa antes de lamer sus labios y sonreir. “Si todo se reduce a un tiroteo, estaremos listos para ello pero seremos inteligentes al respecto. No les haremos saber que los tenemos. Les dejaremos pensar que ellos tienen la sartén por el mango.”

“Así que de esa manera van a creer que ganaran y podemos cogerlos cuando menos se lo esperen.”

“Exactamente.” Bruce asintió, mirando alrededor a todos nosotros una vez mas. “¿Lo entendemos?”

“Si bro, lo tengo prácticamente grabado en mi cabeza.” Me reí entre dientes, estirando mis piernas hacia delante.

“Bien, deberías. No queremos joder esto. Le hemos dejado ir demasiadas veces, ya es hora de que él pague por lo que te hizo a ti y a _____.”

Presioné mis labios juntos antes el pensamiento de mi novia, quien actualmente estaba durmiendo sola en su cama sin mi a su lado. “¿Hemos terminado aquí?”

Bruce suspiró, pasando una mano por su pelo y por detrás de su cuello donde lo frotó. “Si, hemos terminado por ahora. Descansad algo chicos, tenemos una larga noche por delante.” Levantándose, el nos palmeó cada una de nuestras espaldas antes de desaparecer por las escaleras y donde supuse que sería su habitación.

Una vez que el sonido de su puerta cerrándose se escucho, salí disparado del sofá, poniéndome de pie. Estirando los brazos hacia fuera, hice crujir mi espalda antes de acercarme donde había tirado mi chaqueta. Deslizando mis brazos dentro, cogí las llaves. “Os veré mas tarde, chicos.”

“¿A donde vas?” Marcus preguntó, sus cejas se juntaron, fijándose como una con curiosidad.

Me di la vuelta para enfrentarme a él una vez que abrí fuertemente la puerta principal. “A pasar un rato con mi chica. Estoy jodidamente rendido y cansado; todo lo que quiero es sostenerla en mis brazos. Tengo un montón de mier*da de la que preocuparme esta noche; quiero un poco de tranquilidad antes de salir a destruir a Luke.”

Cada uno de ellos asintió al unísono, entendiendo a lo que iba.

“Diviértete!” John gritó después de mi y yo ignoré su sonrisa vibrante mientras el me veía salir de la casa y bajar las escaleras, hacia mi coche.

Me coloqué dentro antes de encender el coche y tirar de la palanca de cambios para dar marcha atrás, poniendo una mano sobre la parte trasera del asiento del pasajero mientras miraba detrás de mi. Asegurándome de que salía bien antes de conducir y correr por las diversas calles hasta que llegué a la de _____, saqué mis llaves, dejando que colgaran en el aire a medida que salían de mi dedo índice mientras giraban alrededor de la base del mismo antes de aferrarse a mi mano, deslizándome por la parte trasera de su cara y tomando la escaleras hasta su habitación.

Empujando la ventana para abrirla lentamente, de modo que no despertara a nadie, me aseguré de levantar cada pierna sobre el borde rápida pero silenciosamente, hice un ruido con mis pies en el suelo mientras saltaba hacia abajo. Quitándome mis zapatos, me quité la chaqueta antes de quitar mi camiseta por mi cabeza y correr la manta que cubría a _____ hacia abajo, deslizándome a mí mismo a su lado.

Su calor corporal rápidamente penetró contra mi carne mientras tomaba una bocanada de su perfume natural de vainilla. Mi cuerpo cayó a gusto rápidamente por solo estar a su lado, mi mente estaba en paz mientras envolvía mis brazos alrededor de ella, tirando de ella hacia mi pecho. “Te amo.” murmuré suavemente, besando su pelo antes de poner mi mejilla contra este y dejar que mis ojos se cerraran.




El sol se asomó por la ventana, proyectando un resplandor sobre mi y ____ mientras hervía en una respiración fuerte, tratando de ignorar la presencia a mi lado y cambiando la luz radiante en mis ojos cerrados.

“¿Cariño?” La quieta voz de ____ me llevó a abrir los ojos mientras dejaba escapar un sordo gemido, sin querer despertar.

“¿Hm?” Murmuré, volviendo mi cabeza vagamente mientras abría un ojo, mi mano estaba llegando y apoderándose de la de ella.

“¿Donde estabas?” Preguntó ella, sus dedos rozaban contra mi mejilla antes de ahuecarla en su mano.

“¿Eh?” Murmuré, limpiando mis ojos, bostezando enormemente, la falta de sueño había pasado su peaje en mi una vez mas.

“No estabas aquí anoche cuando me desperté.” Ella murmuró con sus ojos firmemente puestos contra los míos, los pliegues se incrustaron alrededor de sus ojos por la curiosidad.

“¿Que quieres decir?” Me senté un poco, mi espalda presionada con su pared. Frotando lo acolchado de mi dedo contra su mano, apreté su mano.

“Me desperté en medio de la noche esperando que estuvieras aquí y tu no estabas.” Ella frunció su ceño, preocupada. “¿A donde fuiste?”

“Oh,” Maldije en silencio bajo mi nariz. Tenía la esperanza de volver sin que ella se diera cuenta de que me había ido. “Volví a mi casa para hacerme cargo de unas cosas con los chicos.”

Una mirada de reconocimiento superó sus rasgos y ____ se relajó bajo mi tacto. “Oh, esta bien.”

“¿Porque?” Me pregunté en voz alta, poniendo mis labios dentro de mi boca.

Un ligero color rojizo tiñó sus mejillas. “Yo simplemente pensé que te metiste en problemas por mis padres o algo así.” Ella se rió ligeramente.

Me reí entre dientes, sacudiendo mi cabeza. “Si me metiera en problemas, ¿Piensas honestamente que ellos te dejarían dormir después de todo? Ellos te matarían tanto como me matarían a mi.”

______ parecía pensar en lo que le acababa de decir antes de estallar en un ataque de risa tranquila. “Tienes razón.” Ella negó con su cabeza. “Te hubieran arrancado las piernas y yo hubiera gritado ante eso.”

“Nena, tu y yo sabemos que hubiéramos muerto. Creo que tus padres están muy lejos de negociar con nosotros mediante palabras.”

______ se encogió de hombros. “Me alegro de que ellos no vinieran aquí. Tenemos una tendencia a que nos interrumpan cada vez que estamos juntos, por si no lo has notado.”

“Oh, lo he notado.” Me reí, enganchando un brazo alrededor de la cintura de ____ y trayéndola a mi lado. “Estoy sorprendido de haber sido capaz de hacer el amor contigo sin que Bruce nos descubriera, gritando Dios sabe que.”

______ dio un grito agudo ante la idea, escondiendo su cara en mi hombro. “¿Te imaginas? Oh Dios mío...”

Le sonreí, besando la parte superior de su cabeza repetidamente. “¿Que voy a hacer contigo?” Suspiré, sosteniéndola mas fuerte contra mi, sin querer dejarla ir.

“No lo se.” Ella rió, acurrucándose en mi.

Un cómodo silencio cayó entre nosotros pero una fuerte incertidumbre persistía, aumentando enormemente con cada segundo que pasaba.

“______--,” “Justin--” Los dos empezamos a hablar al mismo tiempo, haciendo una pausa pensando en lo que acababa de pasar antes de reírnos ligeramente.

“Tu primero,” _____ sonrió, metiendo un mechón de su pelo detrás de su oreja mientras ella me miraba con sus grandes ojos.

Me encogí de hombros, manteniendo mi mirada fijamente en la de ella. “Pareces como si estuvieras escondiendo algo. “¿Que tienes en la mente, nena?”

_____ lamió sus labios, moviéndose ligeramente mientras miraba a mis ojos con nerviosismo. “¿Estuviste aquí hace unas horas?”

“Se un poco mas específica nena.” Animé suavemente, preguntándome a donde iba con esto, mi estómago se revolvió incómodo.

“Me desperté sobre las tres de la mañana...” Mordiendo su labio, ella tragó. “¿Estabas todavía aquí entonces?”

Lo pensé un segundo antes de negar con mi cabeza. “No, me fui sobre medianoche.” Lamiendo mis labios, mordí la capa interna de mi mejilla. “¿Porque?”

Ella sacudió su cabeza con desdén. “Nada, es solo que... nada.” Ella murmuró con sus ojos abiertos en confusión, mientras ella pensaba largo y tendido.

“No, no es nada nena,” Acaricié su mejilla. “Dime,” Presioné con ternura.

“Yo solo...” Ella suspiró, frunciendo sus cejas. “Sentí alguien a mi lado ...” Ella miró a través de su habitación hacia la ventana abierta que traía una ráfaga de aire fresco.

Mi corazón se hundió mientras su palabras se grababan en mi cabeza. “¿Que quieres decir?” Dejé caer mis palabras, sin saber exactamente como formar una frase coherente sin sonar un completo idi*ota.

“Me desperté por algo acariciando mi mejilla, pero cuando miré a mi alrededor, no había nadie. Pensé que quizás tu habías ido al baño pero cinco minutos después, me di cuenta de que te habías ido y estaba sola.”

Todo el color desapareció de mi rostro mientras tragaba saliva duramente; tratando no pensar en todos los posibles escenarios de lo que pasó.

“¿Estas segura cariño?”

Ella asintió lentamente antes de que desapareciera su movimiento de cabeza. “Yo... yo no lo se Justin. Fue extraño.” Ella llevó a sus labios en una fina línea, suspirando.” Quizás solo lo estaba imaginando.” Ella se encogió de hombros, frunciendo el ceño. “Probablemente solo fue mi pelo contra mi mejilla. Eso pasa a veces.”

Forcé una sonrisa en mis labios, tratando duramente de no dejar que las nuevas noticias hicieran efecto en mí. Sabiendo que ____ vería a través de mi fachada y preguntaría que pasaba, supe que me iba a empujar para contarle. “Si, tienes razón.” Besé su mejilla. “También podrían haber sido tus padres controlándote.”

“Si,” ____ Asintió. “Ellos tienden a hacer eso mucho, de todas formas.” Ella rió. “Supongo que es bueno que no estuvieras aquí entonces.” Ella sonrió con descaro, presionando su mejilla contra mi pecho.

“Si... gracias a Dios...” Tragué saliva mientras la mantenía en lugar, mi brazo nunca abandonó su posición alrededor de ella. Mi garganta se secó, mis músculos estaban tensos, y el pelo de mi cuello se erizó.

“Es mejor que mantengas a esa chica tuya encerrada,” Luke escupió a sabiendas, “porque no solo estoy viéndote Bieber, si no que también estoy vigilando a tu pequeña perra.”

Apreté mis dientes juntos, mi pecho subía y bajaba con furia ante el pensamiento de sus dedos tocando su piel.

“¿Cariño?” _____ me miró, su mano presionada contra mi pecho mientras ella levantaba sus cejas hacia mi. “¿Que esta mal?”

Mi mandíbula tembló, mis ojos se oscurecían por la débil derrota, antes de que ellos desaparecieran en un charco de tristeza. “Bésame.” Exigí, mi voz era ronca, mis ojos decididos.

“Qu--”

“Ahora,” Murmuré, mi respiración era agitada. Cuando ella no se movió, la tiré de su cintura. “Bésame, maldita sea.” Gruñí y al instante _____ se movió de manera que se cernía sobre mi, antes de que sellara mis labios con un beso mezclado con amor, inquietud, fuerza y ambigüedad.

Mis manos levantaron el picor de su piel, sintiéndola quemar contra mis dedos mientras la presionaba hacia mi, su cuerpo ahora estaba apretado contra el mío. Hundí mis dedos en su espalda, mis labios atacaban febrilmente los suyos.

Con un movimiento rápido, la tenía debajo de mi, clavada contra el colchón mientras colgaba sobre su cuerpo, mis manos estaban limitando ambos lados de su cabeza con tanta fuerza que si las hubiera quitado, la huella de mi mano se mostraría. Besándola completamente en la boca, delineé su labio inferior antes de sumergir mi lengua, sin ni siquiera esperar para que ella permitiera el acceso.

Un tranquilo gemido se escapó, vibrando contra mis labios mientras nuestros cuerpos se manchaban en sudor, preparados para el siguiente paso mientras tranquilamente tomaba su cuerpo en mis manos, mirándola a los ojos para aprobación.

Dándome cuenta de la duda evidente en sus ojos, ella apretó sus labios contra mi barbilla, haciéndome saber que ella estaba bien.

Sin ni siquiera un sonido, mis pantalones y boxers fueron tirados a un lado antes de unir mi cuerpo con el de ella, nuestras respiraciones eran pesadas mezclándose juntas mientras nos movíamos como uno solo.

Con cada embestida, un nuevo gemido venía de ambos de nuestros labios mientras tratábamos de ser lo más silenciosos posibles sin llamar cualquier tipo de atención de alguien en la casa.

Alrededor de una hora mas tarde, me había derrumbado sobre ella, mi cuerpo estaba como desgastado. Besando sus labios una vez mas, salí de ella, manteniendo las sábanas enredadas alrededor de nuestros cuerpos mientras tratábamos de recuperar nuestro ritmo normal de inhalación.

“¿Me vas a decir ahora o después?” _____ habló antes de lo que se sintieron como horas en un cómodo abrazo.

Bajé mi vista hacia ella, retorciendo la mejor expresión confusa que pude reunir. “¿Que quieres decir?”

Ella suspiró, sosteniendo la sábana con fuerza contra su pecho. “Se que hay algo en tu mente.” Ella murmuró, trazando formas imaginarias en mi bíceps.

“No es nada.” Negué con mi cabeza. “Acabo de tener un momento de debilidad, eso es todo.”

“¿Por que?” Ella me miró confundida, tratando de deducir lo que acababa de decirle.

Apreté mis párpados, tratando de bloquear los gritos lejanos en mis oídos diciéndome que le dijera lo que estaba pasando. “Olvídalo.” Me rocé cerca de ella, mis ojos rebotaban alrededor del lugar para mirar a nada mas que a ella.

“No hagas esto de nuevo, Justin.” _____ suspiró frustradamente, sus dedos ahora se enrollaban alrededor de mi brazo como en un agarre. “Dime y deja de buscar evasivas. Te dije lo que estaba pasándome, es tu turno.”

Llevé mis labios dentro de mi boca antes de dejar que mis hombros se hundieran contra el tejido blando debajo de mi, sabiendo que ella tenía razón. “Simplemente tengo muchas cosas en mi mente, eso es todo.”

“¿Cosas como que?” _____ presionó, tratando de obtener respuestas de mi.

Pensé en lo primero que vino a mi mente. “Tus padres...”

Ella movió su cabeza hacia atrás como si ella fuera a verme mejor. “¿Mis padres?” Ella preguntó inciertamente.

Asentí, viendo como su cara se asentaba en un estado de incomprensión.

“Cariño, no tienes nada de lo que preocuparte. Ellos nos aceptan.” Ella sonrió, inclinándose hasta rozar sus labios contra los míos. “Ellos saben como de locos estamos el uno por el otro.”

Sonreí a pesar de nuestra actual situación. “Ya era hora.” Reí. “Pero no es eso. Es el pensamiento de tener que enfrentarlos después de todo lo que pasó...”

“Justin,” Sus labios se curvaron en una sonrisa. “¿Estas nervioso?” Ella se rió, pensando que ella me había descubierto.

Decidí seguir el juego, sabiendo que ella caería en mi mentira. “¿Nervioso? ¿Yo? ¿Justin Bieber?” Me eché a reír, negando con mi cabeza. “No pero estoy preocupado sobre como reaccionaran al verme de nuevo.” Hice una mueca, las memorias de esa noche en la cena se repitieron en mi cabeza.

“Ellos siguieron adelante, Justin. Tu también deberías.” Ella sonrió, besando mis labios de una manera amorosa. “Voy a tomar una ducha.”

Lamí mis labios, mirando como ella se deslizaba debajo de las sábanas, agarrando mi camiseta del suelo y tirándola por encima de su cabeza. Esta se bajo holgada, deteniéndose justo debajo de sus rodillas. Miré, divertido. “Te ves bien en mi camiseta.” Guiñé un ojo mientras ella se volvía para mirarme.

“Cállate.” Ella se ruborizó, apartándose y deslizándose en sus cajones, sacando un par de jeans, una camiseta de cuello en V, calcetines y todo lo demás que ella necesitaba antes de soplarme un beso y cerrar la puerta detrás de ella.

Esperé hasta que el agua se escuchó correr antes de saltar de la cama y caminar, deslizándome en mis boxers antes de coger mi teléfono de mis jeans. Marcando el número de Bruce, esperé impacientemente mientras sonaba una, dos, tres veces antes de que el finalmente lo cogiera.

“¿Hola?” Él habló aturdido y supe que lo había despertado de su sueño.

“El hijo de pu*ta ha perdido su maldita cabeza.” Escupí en el auricular, agarrando el teléfono con tanta fuerza que podía posiblemente romperlo de la cantidad de fuerza que estaba poniendo sobre el.

“Por el amor de Cristo, Justin, ¿que pasó ahora?” El gruñó, claramente no en el estado de humor para una de mis discusiones,  pero estaba a punto de perder el control.

“No solo el hijo de pu*ta la esta mirando, el esta viniendo a su habitación también.” Gruñí entre dientes, tratando de mantener mi voz cortés, sin precisamente querer llamar la atención integra de _____.

Esto pareció haber llamado la atención de Bruce, su cama crujió por lo que me imaginé, el se había sentado. “¿Como co*ño sabes eso?”

“_____ me dijo.” Contesté con amargura, la furia se pulsaba a través de mis venas al pensar en su cuerpo junto al de ella.

“¿Ella lo vio?” Bruce dijo boquiabierto en completo asombro, sin poder creer a sus oídos.

“No exactamente...” Suspiré, pasando mis dedos por mi pelo mirando desde la pared hasta la puerta que daba al cuarto de baño de _____, siendo consciente de que ella estaba a solo unos metros de distancia.

“Esta bien Justin, no tengo tiempo para que me estés jodiendo la cabeza. Lo viera o no lo viera!” Gruñó Bruce, en el auricular su voz penetró a mis oídos, haciendo sonar mis tímpanos.

“Escucha atentamente Bruce, el hijo de pu*ta tocó a mi chica y estoy a punto de perder mi pu*ta cabeza.” Susurré. “Ella jodidamente sintió como alguien le tocaba y yo no estaba allí a su lado.” Escupí. “Por eso se que era ese hijo de pu*ta.”

Después de varios segundos de puro silencio un “Mi*erda,” se escuchó.

Toqué mi pie con impaciencia en el suelo, mordiendo eternamente la capa de mi labio, esperando por que alguna respuesta viniera de Bruce.

“Esta bien,” Bruce suspiró pesadamente, el peso de mis problemas estaba cayendo en sus ya apilados hombros. “Tienes que mantener estrecha vigilancia en tu chica y hazla saber de que ella no puede ir a ningún sitio ella sola. ¿Me escuchas?”

“Joder, Bruce.” Suspiré.

“¿Que?” Él escupió impacientemente.

“Ella no sabe nada sobre Luke o esta noche. No puedo decirle algo así sin que ella quiera saber la razón detrás de ello.”

“Inventa algo.” Bruce dijo con desdén, como si fuera la cosa mas obvia del mundo.

Rodé mis ojos ante su idi*otez. “No puedo, idi*ota. Ella descubrirá mis mentiras y no puedo seguir haciéndole esto. Ya estoy escondiéndole mucho; me niego a añadir mas.”

“Jesucristo, Justin...” Bruce murmuró, probablemente pasándose una mano hacia arriba y abajo por su cara con frustración. “Tienes que pensar en algo, ¿vale? No puedes tenerla bajo vigilancia.”

Asentí con mi cabeza a pesar de que Bruce no podía verme. “Creo que tengo una idea.” El ruido de la puerta al abrirse se escuchó, haciendo que mi cabeza se volteara en su dirección rápidamente. “Hablaré contigo luego, adiós.”

“Adiós.” Y con eso la línea se cortó, al mismo tiempo que ____ salió con su pelo húmedo cayendo en cascada por su espalda, mojando un poco su camiseta.

“¿Con quien estabas hablando?” Ella preguntó mientras caminaba hacia su armario y pasaba un cepillo por su pelo.

Me encogí de hombros, alejando mi teléfono antes de caminar hacia ella. “No era nadie.” Sonreí a pesar de como me sentía actualmente, envolviendo mis brazos alrededor de su cintura y poniendo mi mejilla contra la de ella. “¿Tuviste una buena ducha?”

“Mhm,” Ella me sonrió a través del espejo. “Sin embargo, hubiera sido mejor si hubieras estado allí.”

Mis cejas se levantaron, una sonrisa encontró su camino hacia mis labios. “Oh, ¿en serio?” Enfaticé mientras colocaba un beso debajo de su oreja.

Ella cerró sus ojos bajo mi tacto. “Si,” Ella suspiró, inhalando y exhalando un suspiro tembloroso.

Sonreí contra su piel antes de apartarme. “Voy a tomar una ducha ahora también.” Me volví, agarrando mi ropa y dirigiéndome hacia el baño.

Ella jadeó, su boca cayó haciendo una perfecta ‘O’. “Provocador” Ella murmuró, desaprobando con un movimiento de su cabeza, enviándome una mirada feroz.

Le lancé un guiño seductor a cambio, antes de cerrar la puerta detrás de mi.


______’s Point of View:

¿Que voy a hacer con él?

Suspiré, riendo ligeramente. Una vez que mi pelo estaba perfectamente sin un nudo, pase mis dedos a través de él antes de ponerlo arriba en un moño suelto en la parte superior de mi cabeza.

Sabiendo que pasarían un par de minutos antes de que Justin saliera, cogí un bote de esmalte de uñas de color rosa fuerte antes de caminar hacia la cama desordenada y tumbarme en ella. Inclinándome sobre mi rodilla doblada, empecé a pintar cada dedo de mi pie izquierdo antes de pasar a mi derecho.

Cuando terminé, moví mis dedos y luego cerré la parte superior del bote antes de ponerlo en la cómoda justo al lado de mi cama. Toqué cada uno de mis dedos tratando de no moverlos mucho, de manera que estuviera a salvo de arruinar mis uñas perfectamente pintadas.

Después de unos tres minutos de soplar --no hay juego de palabras-- Justin salió de la ducha con una toalla alrededor de su cintura, el agua goteaba en su pecho y sus abdominales antes de desaparecer debajo de la tela manteniendo sus posesiones ocultas.

Sacudiendo su cabeza, unas gotas cayeron por mi cara, Justin se acercó a la mesilla en frente de mi cama. “¿Que estas haciendo cariño?”

“Soplando mis uñas para que se sequen, ¿que parece que estoy haciendo?” Hablé con incredulidad como si fuera la cosa mas obvia del mundo antes de dispararle una rápida sonrisa para alentar de que solo estaba bromeando.

La infame mueca de Justin encontró su camino hasta sus gruesos labios mientras el me miraba hacia mi por mi espejo. “Tengo algo mas que podrías soplar.” El se lamió sus labios, guiñando un ojo.

Di un grito ahogado, agarrando una almohada y lanzándosela a su espalda, lo que solo hizo que el la esquivara y riera histéricamente.

“Solo estaba bromeando,” Él hizo una pausa. “quizás.”

“No es gracioso.” Regañé con ojos entrecerrados.

Riéndose, Justin caminó hacia mi, poniendo ambas manos en mi costado mientras el se inclinaba para plantar un suave beso en mis labios. Apartándose lo suficiente para hablar pero aun manteniéndose cerca, Justin sonrió de lado. “Solo estaba bromeando, nena.”

Dejé caer mis hombros cuando mi flequillo cayó en mi cara. Tratando de soplarle para que se alejara, volvió a caer de nuevo. Suspirando, estaba a punto de volver a intentarlo cuando Justin lo metió detrás de mi oreja, dejando un susurro de un beso detrás de mi nariz mientras el se alejaba. “¿Tienes algo de ropa mía para cambiarme? No tengo ganas de vestir jeans.”

“Si, mira mis cajones de arriba-- espera,” Fruncí mi ceño, “Todavía se supone que estoy enfadada contigo.”

El sonrió, encogiéndose de hombros. “Soy demasiado adorable para que me odien.”

Levanté una ceja, mirándole fijamente por lo que parecieron años antes de que finalmente mi rostro se aliviara con una sonrisa mientras me echaba a reír.

“¿Que es tan gracioso?” El me miró divertida, agarrando sus pantalones de mi cajón de arriba y ponérselo antes de tirar su toalla al suelo. “Sabes que es cierto.”

Negué con mi cabeza, reduciendo mi risa. “Si, vale.” Juguetonamente le saqué mi lengua, me puse de pie para arreglar mi cama cuando sentí un par de brazos atacarme por detrás, tirándome contra la cama.

“Justin!” Grité, mirándole fijamente a los ojos con incredulidad.

Una enorme sonrisa se desplazó sobre sus labios mientras el sostenía mis brazos sobre mi cabeza. “Admítelo.”

“¿Admitir que?” Me reí, moviéndome, tratando de escapar de su agarre.

“Que soy adorable.” Terminó, esperando mi respuesta.

Sabiendo que él me mantendría en esta posición por siempre, rodé mis ojos. “Eres adorable.” Murmuré.

“¿Que fue eso?” El bromeó. “No te escuché.”

“Estoy segura de que no.” Murmuré, suspirando. “Dije que eres adorable.”

“Lo se.” El se rió entre dientes, besándome antes de revelar mis brazos y ponerse de pie.

“Te odio.”

“No, no me odias.” El disparó con una sonrisa.

“Sabelotodo.” Murmuré, volviendo de nuevo a rehacer las sábanas de mi cama, colocando nuevas en ella después de cogerlas de los armarios de mi baño antes de cubrirlas perfectamente colocando dos almohadas perfectamente encima. “Perfecto.” Sonreí, mirando mi obra maestra.

“Justo como tu.” Justin murmuró en mi pelo, sus brazos estaban alrededor de mi cintura.

Desplacé mis manos encima de él, inclinando mi cabeza contra su pecho. Suspirando alegremente, arqueé mi espalda, mirando hacia arriba para tener una mejor vista de él, un pensamiento vino a mi mente. “Justin?”

“Mh?” El me miró hacia abajo, sus ojos suaves se encontraron con los míos.

Lamí mis labios antes de morderlos. “¿Has pensado alguna vez en el futuro?”

El no dijo una palabra por lo que pareció una eternidad, sus ojos estaban fijamente en los míos y finalmente, el tomó una profunda respiración, exhalando bruscamente. “¿Que quieres decir?”

“Como,” Me encogí de hombros. “El futuro-- ¿que ves?”

El sonrió, sus brazos apretando a mi alrededor. “A ti.” Haciendo una pausa, el frotó sus pulgares contra mi estómago. “Te veo a ti.”

Mis mejillas se enrojecieron, desprendiendo calor.

“Tu lo eres todo para mi, lo sabes.” El declaró solemnemente después de unos segundos. “No se que haría sin ti... solo estar separados por unas horas la otra noche, se sentía como una vida. Se sentía como si una parte de mi me faltaba y era verdad porque tu eres parte de mi.” El hizo una pausa, mirándome con amor a los ojos. “Eres mi vida, mi corazón... cuando te hacen daño, lo siento. Cuando estas lejos, ruego tu tacto. No hay día que pase que no piense en ti.”

Las lágrimas abrumaron mis ojos mientras le escuchaba. Todo lo que siempre había querido escuchar de un chico estaba saliendo de la persona que he amado de verdad y eso significaba mas para mi que cualquier cosa.

“Estamos jodidos, se eso. Soy de mal temperamento, loco y un dolor en el cu*lo. Eres fuerte, tensa y enérgica pero eso nos hace... nosotros. Somos locos juntos, decimos y hacemos cosas estú*pidas pero al fin y al cabo haría cualquier cosa por poner una sonrisa en tu cara.”

“Eres el número uno en mis ojos y haré cualquier cosa que este a mi alcance para asegurarme de que eres feliz. Todo lo que eres, es lo que soy hoy en día. Has abierto mis ojos hacia las cosas buenas de la vida y me enseñaste que no todo es malo. Se que suena cursi pero es verdad. He estado jodido tantas veces, nunca supe que sería capaz de confiar en alguien y luego entraste en mi vida.” Riendo, el negó con su cabeza. “Sabes que, la gente dice que las mejores relaciones empiezan de forma inesperada?”

Me reí, limpiando mi cara de lágrimas. “No.”

“Bueno, ellos lo dicen y es verdad.” Justin quebró una pequeña sonrisa, secando mis lágrimas con sus pulgares. Lamiendo sus labios, el me miró solemnemente. “Eres demasiado hermosa para llorar.” El susurró contra mis labios.

“Son lágrimas de felicidad, no te preocupes.” Sonriendo, me di la vuelta en sus brazos antes de poner alrededor de su cuello los míos y empujarle en un beso apasionado.

Besándome en respuesta, Justin me sostuvo cerca antes de apartarse y presionar su frente contra la mía. “Te amo.” Él murmuró.

“Yo también te amo.” Hice una pausa, sonriendo. “Mucho.”

Capturando mis labios en otro beso, Justin me tiró contra su pecho, abrazándome fuertemente. “Eres mi ángel.” El susurró, sus pecho subía y bajaba de una forma natural.

No pude evitar querer aferrarme a él para siempre. Algo sobre su gesto me dijo que no le dejara ir y que si lo hacía, lo lamentaría. Así que, escuché a mi conciencia, manteniéndome a mí misma encerrada a su alrededor durante todo el tiempo que pudiera.

Algo sobre la manera en la que él estaba colocado alrededor de mi, de una manera protectora, sentí un repentino cambio de humor en él.

“¿Justin?”

Un largo silencio siguió antes de que el respondiera, “¿Si?”

“¿Estas seguro de que estas bien?” No pude evitar sacudir la sensación de que había algo que le molestaba.

Su cuerpo se congeló por un segundo antes de que rápidamente se relajara bajo mi tacto, su cabeza se desplazó hasta mirarme hacia abajo. “Bien como siempre, ¿porque?”

Me encogí de hombros, “No lo se... pareces tenso. Se que te pregunté esto múltiples veces antes, pero simplemente no estoy tranquila. ¿Estas seguro de que nada te molesta?”

El rompió una pequeña sonrisa, besándome suavemente. “No hay nada mal cariño, estoy bien, te lo prometo. Además, no me importa que preguntes. Eso solo demuestra que te preocupas y eso significa mas de lo que podrías imaginar.”

Asentí con mi cabeza, sin querer empujar mas allá el asunto. La última cosa que quería hacer era meternos en otra discusión sobre algo tonto.

Un golpe sonó en la puerta haciendo que los dos nos apartáramos. “______? ¿Estas ahí cariño?”

“Mie*rda,” Justin dijo con voz áspera en bajo, sus ojos estaban muy abiertos mientras el frenéticamente buscaba alrededor sus cosas, sin querer dejar nada.

“Ugh, si mama, estoy aquí.” Respondí, mirando hacia Justin con la misma mirada de shock que el tenía en su cara.

“¿Me dejas entrar? Me gustaría tener una charla contigo rápida sobre algo.”

“Uhm, vale, espera un segundo, estoy ... vistiéndome!” Mordí mi labio, en mi interior me maldecía a mí misma por la estú*pida excusa que había inventado con el fin de que ella se quedara afuera.

“Esta bien.” Justin susurró. “Me esconderé en tu armario.”

Asentí con mi cabeza. “Vale, date prisa!” Le urgí para que avanzara.

Viéndolo desaparecer detrás de la puerta del armario, tomé una profunda respiración, asegurándome de que todo estaba en su lugar antes de abrir la puerta que llevaba al interior de mi habitación. “Hola, mama.” Sonreí.

“Buenos días cariño,”

“Buenos días.” Sonreí, abrazándola.

“¿Dormiste bien anoche?” ella pregunto después de apartarse.

“Si, como un bebé.” Me reí, sonriendo alegremente, esperando que ella no hubiera escuchado nada de mi y Justin.

“Eso es bueno.” Metiendo un mechón de pelo detrás de su oreja ella entrelazó sus dedos en frente de ella. “Me gustaría preguntarte algo.” Ella sonrió tanto como yo lo hice, la alegría estaba fijada en sus ojos.

“Dispara.”

“Tu padre y yo estuvimos discutiendo algunas cosas anoche y desde que llegamos a un acuerdo con tu relación con Justin, nos gustaría que el cenara con nosotros, aquí en casa. De esa manera no tendríamos que preocuparnos por que otro de sus enemigos que no conocemos, te atacara.” Aunque ella se refería a la ultima parte de sus palabras como una broma, sabía que una parte de ella estaba siendo algo en serio.

Mordiendo mi labio, una serie de mariposas se escaparon dentro de mi estómago y me sentí en la cima del mundo. La vida no podía ser mejor que esto. “Suena bien mama, le diré a Justin.”

“Esta bien y luego por favor, me informas pronto de que dice él para que pueda empezar a trabajar en la cena.”

“Lo haré.”

Acariciando mi mano, ella besó mi mejilla antes de salir de mi habitación y desaparecer por las escaleras.

Cuando la costa estaba vacía, deje escapar un enorme grito de felicidad, sin ser capaz de creer que esto me estaba pasando a mi.

Mis padres en realidad estaban dando una oportunidad a Justin y eso significaba mas para mi de lo que probablemente ellos sabían.

“Alguien esta feliz.” Justin bromeó desde atrás, su cuerpo saliendo del compartimiento de mi armario.

Succioné mis mejillas. “Cállate,” Reí. “Solo estoy feliz de que ellos te estén dando una oportunidad.” Volviéndome, me estrellé con mis brazos flácidos alrededor de su cuello. “Te dije que lo aprobarían.”

Riéndose, Justin me besó varias veces, manteniendo sus brazos sueltos alrededor de mi. “Nunca dije que tu estuvieras mintiendo.”

“Sin embargo, dudaste definitivamente.”

“Tal vez un poco.”

“Te lo dije,” Reí, estando de pié. “Entonces,” Dije sonriéndole. “¿Podrás venir esta noche?”

Mirando a mis ojos, el pasó sus dedos por mi pelo, masajeando mi cuero cabelludo suavemente, soltándolo y asintiendo. “No veo porque no.”

Chillando, le abracé fuertemente. “Esto va a ser muy divertido.”

“Oh, un montón nena, solo puedo ver la emoción en los ojos de tus padres cuando me vean caminar por la puerta de entrada.” El se burló con una sonrisa.

“Eres tan negativo,” Gruñí, sacudiendo mi cabeza.” Piensa positivo!” Reí, apretando sus mejillas en mis manos mientras plantaba un descuidado beso en sus labios, nunca queriendo que este momento entre nosotros acabara. “Te quiero.” Canturreé, en uno de los mejores estados de ánimo de mi vida.

Riendo entre dientes, divertido por mis acciones, Justin sonrió. “Yo también te quiero.” Conectando un brazo alrededor de mi cintura, el sonrió. “ahora, ven aquí.” Deslizándome cerca, Justin besó mis labios.

“Tu nunca te cansas de esto, ¿verdad?” Murmuré contra él.

“¿De que? ¿Besarte?”

Asentí.

El sonrió. “Nop”--beso--“No”--beso--“me canso.”

“Estas loco.” Reí, descansando mi barbilla contra su pecho mientras le miraba hacia arriba  con completa adoración, nunca queriendo que este momento acabara.

“Y tu eres sexy.” Justin movió sus cejas, sonriéndome.

Suspirando con satisfacción, tomé una profunda respiración. “¿Porque no puedes ser todos los días así; cariñoso, pacífico y divertido?”

“Porque esos tres adjetivos no están necesariamente de acuerdo con la vida que vivo, cariño.”

Me encogí de hombros. “Podemos hacerlo funcionar.”

“Si, podemos.” Besándome una vez mas, Justin se apartó. “Tengo que ir a casa pronto.”

“No,” Me quejé, apretando mis brazos alrededor de él. “No lo hagas, por favor.”

“Tengo que hacerlo cariño; tengo muchas cosas que cubrir.” El se quedó mirándome tristemente, sin querer soltarme tampoco.

“¿Como que?”

“No te preocupes por eso; simplemente concéntrate en la cena de esta noche. Elige un vestido caliente y luce guapa, no es que eso sea difícil para ti porque siempre estas hermosa en mis ojos.”

“Justin...”

“Estoy hablando en serio Kels,” Agarrando mis manos en las suyas, el las apretó tranquilizadoramente. “Estaré aquí, el algún momento esta noche. Puede que un poco tarde pero lo haré.”

“Se que estarás, ese no es el problema Justin. Solo no quiero que te vayas...”

“_____.” El cerró sus ojos, tomando una profunda respiración. “No hagas esto difícil.”

“No lo estoy intentando... es solo que estábamos pasándolo tan bien y no quiero que acabe tan pronto.”

“Piénsalo de esta manera, una vez que acabe esta noche, podré verte siempre que quiera sin tener que colarme dentro.”

Contemplé lo que el dijo antes de finalmente darme por vencida. “Esta bien.” Asentí, sonriendo levemente. “Tienes razón.”

“Por supuesto que la tengo nena. ¿Cuando me he equivocado alguna vez?” El levantó una ceja bromeando.

Nunca,” Enfaticé sarcásticamente antes de rodar mis ojos y reírme a la ligera.

“Exactamente,” Él se rió entre dientes, apartándose de mi. “Te veré mas tarde, ¿vale?”

Asentí, mirando mientras el me miraba fijamente a mi rostro como si el estuviera recordando cada detalle. Agarrando mi cara entre sus manos, Justin desplazó un suave beso pero contundente en los labios, dispuesto a transferir toda la pasión que el pudo reunir antes de alejarse, sus ojos todavía estaban cerca. Tomando una profunda respiración, el dio un paso atrás.

“Te amo.”

“Yo también te amo.” Dándome una última mirada, el me disparó una sonrisa tranquilizadora antes de salir por la ventana.

Me acerqué, viendo como el se acercaba a su coche desapercibido. Poniéndolo en marcha, el se alejó del lugar en el que estaba aparcado antes de conducir por la calle, tocando el claxon en referencia a su adiós hacia mi.

Ya es oficial. Estoy locamente enamorada de él.



Justin’s Point of View:

“Tengo una proposición para ti.” Hablé en el receptor, el tono mortal de mi voz estaba saliendo mientras sostenía el teléfono cerca de mi oreja.

“¿Que necesita, Sr. Bieber?”

Sonreí; sabiendo que lo que fuera que yo quisiera iba a ser manejado adecuadamente. “Nos vemos en la Bahía en diez minutos. No llegues tarde o te arrepentirás.” Herví bruscamente. “Es urgente y necesito que lo hagas lo antes posible.”

“Tus deseos son mis órdenes. Estaré allí pronto.”

“Buen chico.” Terminando la llamada, aparté mi teléfono antes de cambiar de carril y hacer una curva hacia la salida junto a la orilla de la carretera.

Minutos después llegué a la bahía y como esperaba, estaba vacía, justo como quería que estuviera. Aparcando mi coche, abrí la guantera, sacando mi arma y poniéndola detrás de mi antes de salir.

Encendiendo un cigarrillo, manteniendo mi chaqueta cerca de mi pecho, esperé impacientemente a que Moshe apareciera. Tomando una larga calada, la dejé salir, formando un perfecto anillo de humo emitido por mis labios antes de que se diera la vuelta con el viento.

“¿Que es tan urgente que tenemos que hacer esto a plena luz del día, Bieber?” Volví mi cabeza rápidamente alrededor para ver al chico que estaba esperando.

“Deja esos comentarios listillos antes de que te meta mi pu*ño en lo bajo de tu garganta, estarás en el suelo rogando por oxígeno.” Escupí, mis ojos eran como cuchillos a través de él.

Moshe se congeló al instante, sin decir una palabra mas allá de un murmullo de disculpa.

“Ahora,” Susurré. “Te cité aquí porque necesito que mantengas un ojo en mi chica. Tengo un golpe esta noche y peligroso ni siquiera lo comienza a describir. El la está vigilando y no puedo tenerlo tratando de llevársela. ¿Entiendes?”

El cerró una mano alrededor de su muñeca izquierda, sus manos estaban presionadas fuertemente contra su estómago. “¿Quieres que este en guardia?”

“Si.”

El se encogió de hombros. “No hay problema.”

“La única cosa es que, ella no te puede ver. Hay un viejo destartalado lugar cerca de la parte trasera de su casa con vistas a su habitación, allí es donde te vas a quedar para asegurarte de que nadie entra, ¿me escuchas?”

“Alto y claro.”

“Bien.” Tomando un fajo de billetes de mi bolsillo, lo sostuve frente a su cara. Cuando el llegó a ello, lo alejé. “Ah, ah, ah,” Me reí entre dientes, negando con mi cabeza. “Tendrás esto una vez que me asegure que mi chica esta a salvo.”

Manteniendo sus manos quietas, Moshe presionó sus labios juntos. “Lo tienes, jefe.”

“Esta bien, tengo que irme ahora. Mueve tu cu*lo a la casa y no llegues tarde.” Justo cuando empecé a marcharme, me detuve para darme la vuelta. “Oh y te sugiero que mantengas tus ojos cerrados cuando mi chica se cambie y si incluso me entero de que el hijo de pu*ta a puesto sus manos encima de ella mientras tu estabas en guardia, respirar será el menor de tus problemas.” Advertí; mis ojos estaban clavados en los suyos con toda la seriedad antes de alejarme completamente.

__


“¿Donde demonios has estado todo este tiempo?” Bruce dijo justo en el segundo que entré por la puerta de entrada.

“Bueno, hola a ti también.” Respondí sarcásticamente rodando mis ojos, deslizando mi chaqueta y tirándola a un lado.

“Corta el rollo Bieber, tenemos que concentrarnos si queremos que esta noche sea perfecta y no podemos tener retrasándote.” Bruce regañó como un padre, su cuerpo se elevó sobre el mío.

Le lancé una mirada de disgusto. “¿No crees que no lo se, im*becil? Tuve unas cosas de las que preocuparme primeramente. La ultima vez que me fije, era mi chica a la que estaba protegiendo, no tuya. Creo que se donde mis prioridades están.”

“La última vez,” Bruce me agarró de mi camiseta, golpeándome contra la pared con furia mientras el me sujetaba contra ella, “que me fije, no tenia que ayudar a un idi*ota que no sirve para nada como tu, tampoco, pero decidí hacerlo.”

Mis ojos se clavaron en los suyos, toda la ira y las frustraciones que había construido en mi interior estaban a punto de estallar y en cuestión de segundos, arranqué las manos de Bruce de mi, agarrándolo por el cuello antes de desplazar un pu*ñetazo en su rostro y lanzarlo contra el otro lado de la habitación. “Tócame de nuevo y juro por Dios Bruce, que te voy a matar a ti también.” Grité, mi pecho se movía rápidamente hacia arriba y abajo.

“Vaya, tranquilízate!” John escupió, poniendo ambas manos en frente de nosotros para detenernos de que atacáramos el uno al otro de nuevo. “No podemos que vosotros dos os deis una paliza antes de que ni siquiera tengamos la oportunidad de hacérselo a Luke. ¿Queréis mataros? Hacedlo después de esta noche. No me importa una mier*da pero no ahora. Tenemos que calmarnos.”

“¿Quien te hizo Ghandi, queriendo mantener toda la paz?” Soplé en un aliento, enderezando mi ropa mientras pasaba una mano repetidamente por mi pelo.

“Deja ya el pu*to sarcasmo Justin.” John garantizó con irritación. “Ya he tenido suficiente de tu mier*da también. Cálmate y relájate, joder. Estamos a tan solo unas horas de nuestro mayor golpe y tu estas metiéndote en peleas con todo el mundo.”

Me reí, sacudiendo mi cabeza. “Lo haces sonar como si fuera tan fácil John.” Lamiendo mis labios, me burlé. “Trata de ponerte en mi lugar por un maldito día--” Hice una pausa, decidiendo reformularme a mi mismo. “Nah, una maldita hora y luego ven y dime sobre tratar de calmarme.”

“Se que estas pasando por mucho. Demonios, man, todos lo estamos pasando! Pero no puedes seguir perdiéndote bajo la presión.”

“Hay una diferencia entre tu y yo, John.” Susurré, mi mandíbula temblaba. “No tienes un golpe que determina tu vida esta noche, no tienes una chica esperando en casa sin tener una idea sobre lo que va a pasar esta noche, no tienes a tu enemigo vigilando a tu chica y sin duda no tienes toda esta mi*erda sobre tus hombros, así que discúlpame si estoy un poco agotado de todo.”

“Joder, man... ¿que quieres decir con que el la esta vigilando?” John me miró con la misma expresión exacta que me miró la noche que se enteró de que Jazzy murió-- simpatía, compasión... tristeza; realización de mi dolor.

Tragué saliva, apartando mi vista. “¿Sabes como te dije que el sabe que llevaba puesto?” Cuando el asintió, continué. “Si, bueno, cuando fui a verla, resultó ser verdad. Ella llevaba exactamente lo que él dijo que llevaba.

“Mier*da ...” John escupió asquerosamente hacia sí mismo, sintiendo la culpa hacerse visible en su estómago por su arrebato hacia mi.

“Eso no es todo.” Lamí mis labios, apretando mis dientes en mi labio inferior mientras miraba hacia el cielo oscureciendo poco a poco afuera. “El entró en su habitación en medio de la noche.”

“¿Tu no estabas allí?”

Negué con mi cabeza. “Ya me había ido.”

“Joder.”

“____ me dijo que ella sintió a alguien tocando su pelo pero ella no vio a la persona porque cuando abrió sus ojos no había nadie allí.” Apreté mis manos haciéndolas puños apretados.

“Jesucristo...” John sacudió su cabeza, frotándose la nuca con la palma de su mano. “¿Que vas a hacer?”

“Llamé a Moshe y le puse vigilando a _____ en frente de su casa. El esta allí con un ojo encima de ella.” Me volví hacia Bruce que estaba cautelosamente mirandonos a nosotros dos, su mejilla estaba un poco hinchada de mi golpe. “Eso es porque volví un poco tarde a casa.” Amargamente le disparé una mueca con mis labios.

“Lo siento, ¿vale?” Bruce caminó hacia nosotros. “Se que estas pasando por mucho pero estamos tratando lo mejor posible para que esta noche vaya según lo previsto. Se lo que el hijo de pu*ta te hizo y quiero que el pague tanto como tu lo haces, confía en mi.”

“Se que estas solo haciendo tu trabajo pero no tengo tiempo para listillos ahora mismo. Tenía que asegurarme que ____ estaba a salvo de los juegos enfermizos de Luke, de forma que no tendría que preocuparme sobre ellos esta noche.”

Llevando una mano hacia mi espalda, Bruce asintió. “Lo entiendo man, todos lo hacemos.”

“Gracias por hacer esto. Lo aprecio y estoy seguro de que ____ también lo aprecia.”

Sonriendo a sabiendas, Bruce se apartó. “Te hemos apoyados hasta el final man, sabes eso.”

Me reí entre dientes. “Me siento como una chica ahora mismo.”

John rió, rodando sus ojos. “Por supuesto que si. Dios prohibe a los chicos mostrar sus sentimientos.”

Le lancé una mirada de diversión. “Lo siento John. ¿Te gustaría sentarte en el sofá mientras cuentas chismes sobre las chicas y nos pintamos las uñas el uno del otro?” Sacudí mis pestañas, hablando en una voz chillona tratando de imitar a una chica.

“Lo entiendo.” John se rió entre dientes, levantando sus manos en señal de rendición por mi broma.

El sonido del móvil cortó el cómodo silencio que caía entre nosotros. Cogiendo mi móvil, echando un vistazo a la pantalla para ver el nombre de _____ aparecer. Levantando un dedo, desbloqueé mi teléfono, presionándolo contra mi oreja. “¿Hola?”

“Bueno, le dije a mi mama que ibas a venir y ella esta haciendo un montón de cena. Espero que te guste el pescado, la pasta, el pollo, el bistec, el arroz y el cerdo porque ella esta haciendo todo eso.” Ella se rió alegremente por el receptor y no pude evitar sonreir antes su entusiasmo a pesar de la culpa surgiendo en mi estómago.

“Eso es genial nena.” Aclaré mi garganta. “Estoy seguro de que lo sea que haga tu madre es increíble, me comeré todo si eso significa hacerla feliz.”

Bruce me dio una mirada de perplejidad, queriendo saber que estaba pasando.

“Le dije que no hiciera mucha comida porque tu solo no podrás comer tanto, pero ella insistió en hacer esta cena perfecta, así que, lo que sea.” Ella se rió un poco y yo solo me pude imaginar el aspecto de la mayor alegría en su rostro.

“No te preocupes por ello nena. Deja que cocine todo lo que quiera, esta bien. Estaré contento de llevarles un poco a los chicos después, si hay algo que sobra.” Aclaré mi garganta, evitando los ojos de John y Bruce en mí.

“Oh, esta bien.” Ella hizo una pausa por un segundo, arrastrando sus pies a través de algo. “Y tampoco se que ponerme.”

“Nena, estas en casa, ponte lo que quieras. Te ver hermosa en todo de todos modos, así que no importa.” Puse mi espalda contra la pared.

“Gracias.” Ella respondió tímidamente, probablemente había un rubor trepando por sus mejillas.

Sonreí, sabiendo el efecto que yo tenía sobre ella, incluso cuando no estaba allí.

“¿Que te vas a poner?”

Me arrastre con mis pies, mordiendo el interior de mi mejilla. “No lo se. Probablemente un par de jeans y una camisa; tengo que mantener la imagen de chico bueno si quiero que tus padres estén seguros todavía acerca de nosotros.”

“Ellos están seguros, no te preocupes.” Hubo otra pausa en la que ____ abrió una puerta y llamó a alguien. Esperé impacientemente hasta que ella regresó de nuevo a nuestra llamada. “Me tengo que ir, te veré luego, ¿no?”

“Si, nos vemos nena.”

“Te amo.”

“Yo también te amo.”

La llamada terminó y me quedé mirando a la pantalla de mi móvil, deseando que verdaderamente pudiera estar allí con ella ahora mismo.

“¿De que diablos iba todo eso?” Bruce caminó hacia mi, con obvia decepción en sus ojos.

Me encogí de hombros, apartando mi teléfono. “Tenía que hacer que ella fuera positiva por una vez, ¿vale? Ella no podía saber sobre esta noche, esta es la única manera que se que ella esta a salvo de cualquier daño.”

“Mentir a tu chica no es la manera a seguir Justin, y tu lo sabes. ¿Quien sabe a que hora estaremos de vuelta del golpe?”

“Prefiero decepcionarla por no aparecer, que tenerla preocupándose sobre si voy a morir esta noche o no!” Grité, callando a Bruce inmediatamente. “Conozco a  ____ y se que ella no se quedaría en casa preocupada, ella trataría de pararlo y no puedo tenerla a fuego cruzado.” Pasando por delante de él, pase mis dedos por mi pelo, estirando de los extremos. “Ademas, para cuando se acabe, probablemente podré hacerlo.”

“Será tarde cuando terminemos.”

“Es mejor que llegue tarde a que este arrepentido, ¿Vale? Ya le he advertido de que podría llegar tarde de todos modos. Ella no sospechará nada. Simplemente no puedo preocuparme de matar a Luke y preocuparme de que a _____ no le hagan daño. Ella necesita algo positivo, ¿vale? No puedo apartar esto de ella. Ella ha pasado por mucho y tu sabes eso.”

Bruce tomó una profunda respiración, inhalando bruscamente antes de suspirar. “Esta bien, no tenemos tiempo para discutir esto. Casi se esta escondiendo el sol y tenemos que empezar a preparar todo.” Lamiendo sus labios, Bruce tragó saliva. “Te sugiero que apagues tu teléfono porque no podemos tener mas interrupciones. Esta noche tiene que ir perfecta.”

Asentí con mi cabeza, haciendo lo que me había dicho. Después de apagarlo, miré hacia arriba a Bruce. “Vamos.” Y juntos, cada uno de nosotros nos fuimos.




Horas después, estábamos finalmente vestidos y teníamos todo embalado, listos para ir. Arreglé mi camiseta en el espejo, deslizando los guantes en mis manos. Apretando y aflojando mis puños, tomé una respiración profunda.

“¿Estas listo?” John puso una mano confortable en mi hombro, una fina sonrisa se hizo visible en su cara.

Asentí. “Ya es hora de que el hijo de pu*ta pague por lo que nos ha hecho pasar.” Alejándome del espejo, agarré mi bolsa de lona del suelo. “¿Donde están los demás chicos?”

“Yendo hacia el coche, me enviaron a por ti.”

Eché otro vistazo alrededor de la habitación, saliendo de ella y bajando las escaleras con John cerca detrás de mi. Justo cuando llegué al final de la escalera, preparado para caminar hacia la puerta principal, revisé mi teléfono por última vez, preguntándome si debía o no debía llamar a _____ antes de irme, solo para escuchar su voz.

“Cuanto mas rápido acabemos con esto, mas pronto podrás volver con tu chica y sostenerla entre tus brazos.” John sonrió tranquilizadoramente.

Apartando mi teléfono, tomé una profunda respiración. “Si,” Asentí. “Tienes razón. Venga, vamos.”


(Pongan esta canción -es imposible no llorar con esta parte, para mi fué imposible, tuve que parar de traducir- http://www.youtube.com/watch?v=ZQ2nCGawrSY )

Regular Point of View:

Justin salió de la casa con John, ambos llevando bolsas de lona mientras las echaban en el maletero de su SUV negro. Cerrándolo de golpe, cada uno de ellos se acercaron hacia la parte delantera antes de establecerse dentro.

“Esto es todo.” Bruce encendió el coche mientras este volvía a la vida. “Finalmente vamos a derribar al hijo de pu*ta.” Saliendo de la calzada, bruce salió a la calle, conduciendo por carriles diferentes, el exterior era borroso de lo rápido que conducía.

Con cada segundo que pasaba, la anticipación se acumulaba en el interior de Justin y el no podía esperar a encargarse de Luke de una vez por todas.

Minutos después, Bruce redujo la velocidad del coche hasta detenerse cerca de otros. Aparcándolo, el sacó las llaves. “¿Estáis listos chicos?”

Justin frunció sus labios, su mandíbula estaba cerrada firmemente. “Tan listo como siempre estaré.” Tomando la pistola de la parte trasera de sus pantalones, Justin se aseguró de que tenía balas en el interior antes de deslizarla cerca y volverla a colocar donde la cogió. Lamiendo sus labios, Justin abrió la puerta, saliendo al aire frío, Marco y Marcus siguieron poco después.

Una vez que Bruce y John salieron, todo ellos cogieron sus armas designadas a sabiendas de los varios sistemas que venían con situaciones como estas.

Cuando cada uno de ellos tuvo algún tipo de protección de ellos mismos, Justin sonrió, sabiendo que la diversión estaba a punto de comenzar. “Que comience el show, chicos.”

Caminando en un grupo, permaneciendo cerca del espacio de cada uno, sus cabezas estaban en alto, Justin iba a la cabeza en el centro de todos, sabiendo que Luke estaría allí o cerca de aparecer.

Como era de esperar, varias figuras salieron por sí mismas de las sombras, Luke fue el primero de ellos en revelarse ante los ojos mortales de Justin.

La muerte estaba cruzada en la mezcla de chocolate con avellana en los ojos de Justin, mientras estos se transformaban en charcos de oscuridad, negros sustituyendo a todo el color. La ira latía en las venas de Justin, su latido se aceleró.

“Lo hiciste.” Luke sonrió. “No creía que en realidad sabrías como separarte a ti mismo de tu chica. Has estado en su cu*lo mucho tiempo últimamente, me sorprende que ella no te haya abandonado hace mucho tiempo.”

“Creo que sería inteligente si dejaras el nombre de mi chica fuera de esto Delgado. Ya te has cavado a ti mismo una fosa lo suficientemente profunda, no creo que quieras añadir mas a ella.” Justin susurró, calmándose lo suficiente para no atacar a Luke justo allí en ese mismo momento.

“Si no lo has notado ya Bieber, no te tengo miedo.” Una enferma sonrisa se torció en sus labios. “Eres una mi*erda en mis ojos y nada que digas o hagas, me detendrá. Puedo mencionar el nombre de _____ tanto como quiera. ¿Quieres saber porque?” El hizo una pausa para crear efecto, sonriendo. “Porque yo seré el único nombre que ella gemirá una vez que te mate.”

Justin mantuvo sus manos firmemente colocadas en sus costados, sabiendo ya los enfermizos juegos mentales que Luke iba a jugar. El se había preparado a sí mismo mentalmente para esto y se negó a perder su calma demasiado pronto en el juego.

“Ella tiene un dulce cuerpo también, ya sabes. Un buen par de tetas y un cu*lo para aferrarse, es una pena que no estuvieras allí cuando acariciaba su cuerpo con mis manos.” Luke se mordió su labio, negando con su cabeza. “No me extraña que estés tan atrapado por ella, ella definitivamente es una joya y estoy seguro de que es un buen polvo.” 

Todo el color desapareció de su rostro, la sangre de sus sistema se estaba congelando.

“¿Que? ¿Estas mudo, Bieber? Estoy seguro de que debes de haber sabido que estuve allí.” El sonrió. “Quiero decir, es por eso que enviaste a alguien para vigilarla, ¿verdad?”

Justin se quedó inmóvil, sin saber que decir o hacer. Tragando saliva, el entrecerró sus ojos. “¿Que co*ño hiciste?” El gruñó, estallando molesto.

Luke se encogió de hombros descuidadamente. “Maté al hijo de pu*ta cuando el no estaba mirando. Una pena que no supiera que estaba detrás de él.” Una sonrisa maliciosa se mostró en su rostro. “Sin embargo, me quedé para el show.”

“¿Que show?” Justin susurró, su paciencia de mantener la calma se estaba agotando.

“_____ se empezó a vestir al mismo tiempo que mataba a tu pequeño perro vigilante y pensé para mi mismo: ¿Que clase de persona sería si no mirara? Así que me quedé allí y observé a tu chica mientras ella se quitaba la ropa en frente de mis ojos. Lástima que ella no se diera cuenta de que yo estaba mirando, ¿verdad?”

“Hijo de pu*ta!” Justin gritó y con eso, el rabió hacia delante, tomando la iniciativa y al instante todo el caos se desató entre los dos grupos.

John agarró el cuello de uno de los hombres de Luke, golpeando la base de su arma contra el lado de su cabeza y lanzándolo descuidadamente en el suelo donde el le golpeó varias veces el estómago antes de darle una paliza.

Bruce mientras tanto agarró a dos de los chicos por el cuello en el momento en que ellos cargaron contra él y los levantó hacia arriba desde el suelo, sus pies estaban volando por encima antes de golpear con sus espaldas en el suelo, sus cuerpos al instante se debilitaron.

Marco y Marcus trabajaron mano a mano, haciendo equipo contra los pocos que decidieron enfrentarles, continuamente embistiendo sus puños contra sus caras, acercándolos y alejándolos entre los dos de ellos, poniendo una patada en cada una de las caras de los chicos.

Golpeando severamente la cara de Luke con sus puños, Justin fue tirado mientras Luke esquivaba un golpe y conseguía poner un sólido pu*ñetazo en la nariz de Justin, la sangre salía a borbotones del lado de la cabeza de Justin del que había salido disparado.

Escupiendo sangre, Justin estrelló su rodilla contra el estómago de Luke haciendo que el se duplicara antes de estrellarse contra el suelo. “Eso es lo que te pasa por poner una mano sobre mi chica!” Justin gritó, ni siquiera prestando atención a la cantidad de sangre perdida que Luke estaba experimentando actualmente.

Bloqueando varios golpes, Luke tiró a Justin, pegándole con su rodilla en la espalda haciendo que Justin se arqueara, su rostro estaba cubierto, dándole a Luke la libertad de desplazar un par de severos golpes, cortando la ceja de Justin, la sangre brotaba de la herida abierta.

Golpeando su codo en el lado de la cara de Luke, Justin lo tiró antes de avalanzarse encima de él, sus nudillos estaban destrozados de la cantidad de golpes que el causo en la cara de Luke pero a este punto, a él no le importaba una mier*da. Todo en lo que Justin podía pensar era en la cara de dolor de ______ todas las veces que Luke había infligido daño sobre ella.

Cuando Luke apenas aguantaba la pelea, Justin se arrastró hasta sus pies, limpiándose la nariz. Mirando hacia abajo la quebrada naturaleza de Luke, el deslizó su pistola detrás del cinturón de sus jeans, lentamente tirando de ella hacia delante de él, dándole a Luke una clara visión de lo que estaba a punto de suceder.

Luke se quedó mirando el arma en la mano de Justin, inexpresivo, haciendo una mueca --debido a los daños que Justin le había hecho-- cada vez que el tomaba una respiración.

“Esto podría haberse evitado Delgado, si solo me hubieras escuchado cuando te dije que te alejaras de mi territorio y de mi chica.” Burlándose, meneó su cabeza, con una expresión de puro triunfo en su cara.

“Justin, no lo hagas!” Varias voces gritaron detrás, pero Justin estaba demasiado atrapado en lo que iba a pasar para prestar cualquiera devoción hacia ellos, en absoluto, pero esas voces gritándole no le pararon, ellos intentaron una y otra vez captar su atención, pararle de cometer un error.

“Parece como que voy a mantener mi trono Delgado.” Lamiendo sus labios, Justin sonrió. Haciendo click en la pestaña de la parte superior de la pistola, el apunto hacia el pecho de Luke. “Dile a Parker, que dije hola, en el infierno.”

“Te veré allí.” Luke farfulló hacia afuera, la sangre salía de su boca mientras nada mas que el alivio llenaba sus ojos, su propia fuente de triunfo eclipsaba su rostro.

Sin ni siquiera pensarlo dos veces, Justin apretó el gatillo, disparando a Luke en el pecho un total de cuatro veces.

“Recuerda,” El hizo una pausa, un brazo se presionó alrededor de la parte inferior de su estómago mientras el sostenía el arma con la otra mano. “They don’t call me Danger for nothing.” El reflexionó viendo como los ojos de Luke se desfallecían a su fin.

Antes de que Justin tuviera la oportunidad de bañarse en su realización, montones de luces brillantes cegaron sus ojos.

“Ponga sus manos arriba donde yo pueda verlas!” Una fuerte voz gritó desde la cercanía haciendo que Justin levantara rápidamente su cabeza en completo shock. “Ahora, Bieber!” El escupió con dureza por el megáfono, su voz resonó en los oídos de Justin y fue entonces cuando el se dio cuenta de que varios coches de policía estaban rodeándole.

Justin tragó saliva, respirando profundamente mientras el miraba a su alrededor para ver a los chicos manipulados por los policías también.

Justin levantó sus brazos en el aire, sus manos estaban a la vista, sabiendo que no había manera de salir de esto. El fue cogido in fraganti.

“Suelta el arma!” El oficial calvo, a quien Justin había descifrado de ser el mismo que fue a su casa y termino apareciendo en la escena de la cena, gritó y Justin hizo como le dijo, sacudiendo el metal de un lado a otro mientras resonaba en el suelo.

“Pon tus manos detrás de tu cabeza!” Él ordenó viendo como Justin lentamente ponía sus manos detrás de su cabeza, dándose la vuelta para mostrarles a los oficiales cuando el fue atacado por la espalda, un policía agarró sus brazos golpeándolo hasta el suelo de hormigón, su mejilla estaba presionada contra el suelo, una rodilla lo mantenía hacia abajo mientras le colocaban un par de esposas alrededor de sus muñecas.

“Tienes derecho a guardar silencio. Todo lo que digas o hagas será usado en tu contra en el tribunal ...”


______’s Point of View:

“Cariño, ¿puedes ayudar a poner la mesa?” Mi mama preguntó, mirándome con ojos relucientes imitando a los míos.

Sonreí, asintiendo. “Claro mama.” Agarrando cinco platos junto con tenedores, cucharas y servilletas para irme con ellos, entré en el comedor donde empecé a poner un plato delante de cada silla, una cuchara y un tenedor justo a la derecha después de poner una servilleta, colocándolos en la parte superior, repitiendo el proceso con las otras cuatro sillas antes de regresar junto a mi madre en la cocina.

“¿Estas nerviosa?” Ella me preguntó cuando entré después de notar como de nerviosa estaba.

“No... si... un poco,” Reí, metiendo un mechón de pelo detrás de mi oreja. “Solo quiero que esta noche salga perfecta, ¿sabes?”

“Lo se cariño. No tienes nada de lo que preocuparte, ¿vale? Tu padre y yo estamos tan emocionados como tu. Ya es hora de que todo estemos en sintonía.”

“Y que lo digas.” Reí, sonriendo ampliamente hacia ella.

Alegremente rodando sus ojos hacia mi, ella negó con su cabeza. “Venga; vamos a poner la comida en la mesa,” Tomando dos platos, uno lleno de pollo, el otro con bistec, entregándome uno a mi, las dos entramos en el comedor, poniéndolos al lado de cada uno en la mesa antes de volver y agarrar la pasta, la ensalada, el pescado y el pan.

Una vez que todo estaba sobre la mesa, yo y mi madre nos pusimos a ver nuestra obra maestra. “Lo pusimos a la perfección.” Dije con entusiasmo, chocando las palmas de mis manos en señal de aprobación.

“Seguramente lo hicimos.” Poniendo un brazo a mi alrededor, ella me acercó a su lado, frotándome el hombro tranquilizadoramente. “Te ves absolutamente impresionante, cariño. Justin va a volverse loco una vez que fije tus ojos en ti.” Mi madre me sonrió, entusiasmada como cualquier otra madre haría cuando su hija van a ir a su primera cita.

Me sonrojé. “Gracias mama.”

“De nada cariño,” Presionando sus labios contra mi sien, ella se apartó. “¿Te importaría apagar la televisión? Tu padre subió arriba a refrescarse y supongo que se olvidó hacerlo por sí mismo.”

“Claro,” Sonriendo a mi madre, entré a la sala de estar y me acerqué a la TV. Buscando a mi alrededor el mando a distancia, lo encontré tendido en el brazo del sofá. Cogiéndolo, me volví hacia la TV; lista para apagarla cuando un fuerte pitido se escuchó, las palabras INFORME ESPECIAL parpadearon en la pantalla.

Frunciendo mis cejas vi como el reportero de nuestras noticias locales aparecía, llevaba papeles en la mano, una mirada severa estaba en su rostro. “Interrumpimos este programa para informarles de que llamó nuestra atención justo momentos antes, que el gángster local Justin Bieber catalogado como Danger,” Una foto del rostro de Justin fue ampliada en la pantalla, “fue arrestado esta noche por cargos de asesinato contra Luke Delgado.” Una foto del rostro de Luke fue ahora ampliada y luego pegada al de Justin. “Para mas información sobre el incidente, permanezcan atentos a una conferencia de prensa que dio nuestro propio alcalde Geoffrey Coleman...”

Todo el color abandonó mi cabeza, el control remoto que sostenía en mi mano se deslizó desde mis manos mientras este se estrelló contra el suelo. Mi estómago se revolvió dolorosamente, mi pecho apretaba, la garganta estaba seca mientras las lágrimas abrumaban mis ojos.

Negando con mi cabeza, llevé una mano a mi boca completamente temblorosa mientras me alejaba de la TV. Mi madre me llamó varias veces pero estaba demasiado en shock como para darme cuenta o incluso importarme. Se sentía como si todas las paredes a mi alrededor estuvieran acercándose y estuviera siendo asfixiada.

Me faltaba aire, apreté mi otra mano contra mi pecho, las lágrimas abrumaban mis ojos mientras ellas luchaban por caer. Sin ser capaz de creer lo que acababa de escuchar, tomé una inhalación final, todo esto era demasiado difícil de manejar mientras apretaba mis ojos cerrándolos, tratando de bloquear todo.

Sin no siquiera una advertencia, mis ojos se volvieron blancos, mis cuerpo cayó desplomado mientras mi cabeza contactaba con el suelo duro de madera, la negrura inmediata tomó el control. La débil llamada de mi hombre siendo dicho fue la última cosa que escuché antes de perder el conocimiento.

30 comentarios:

  1. AFDSSAGHDFSAGHDFSGHDFSG MI JUSTIN :(((

    ResponderEliminar
  2. PORQUEEEEEEEEEEEEEEE :((( JODER, LLORO ENSERIO TT.

    ResponderEliminar
  3. ¿Os parece bonito? Poniendo música y todo. Pues no así no, porque lloro y no. Ale, casi las dos de la mañana y voy a empezar Danger's Back, a ver si me animo. Muy mal eh, esto no se hace.

    ResponderEliminar
  4. Wooow, no llore, ya sabia lo que iba a pasar, lo note obvio, pero sentí tan feo cuando ella lo vio en la televisión, lloraría.. voy a empezar Danger's Back ahora, haber si me animo.

    ResponderEliminar
  5. No lloré porque estoy en shock, como rayos puede terminar así????? :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me les uno, luego reaccione y se me salieron las lagrimas ._. aun sigo en shock

      Eliminar
  6. Que coño? Carol nena no nos puedes hacer esto! Dios dangers back ahora osea.. lo necesito!

    ResponderEliminar
  7. PERO COMO PUEDE TERMINAR ASÍ, DIOS MÍO, ESTOY QUE ME DESMAYO.

    ResponderEliminar
  8. JODER!
    muero,muero x,x
    que rayos?.........................

    ResponderEliminar
  9. No llore,Eso es normal?

    ResponderEliminar
  10. No no no no no puede ser verdad :'( :'( nmo queria que acabase así.

    ResponderEliminar
  11. Dios!!! no puede ser :'c

    ResponderEliminar
  12. No! Que pasara ....! Justin y _____ deben estar juntos! Lloro! T.T

    ResponderEliminar
  13. Estoy en shock, no puede acabar así. Justiiiin :(

    ResponderEliminar
  14. Segunda temporada :c
    Alguien me pasa la 2da temp?

    ResponderEliminar
  15. No llore pero estoy impresionada y estuve a punto de hacerlo...... igual al fin murió ese cojines de luje. Maludiaz

    ResponderEliminar
  16. Dioooss nooo q mal ! No puede ser q esto pase!! Mi Danger nooo estoi aun en shock necesito leer danger's Back yaa i _____ q se ha desmayado i aaaiiii no puede ser esk nooo

    ResponderEliminar
  17. PERO QUE FINAL ES ESTE?! LLORO LLORO LLORO

    ResponderEliminar
  18. No paro de llorar
    :((((((((((((((

    ResponderEliminar
  19. Carol lpm como puede terminar así? Dios. Llore como una condenada. Basta csmmm

    ResponderEliminar
  20. NO LO PUEDO CREEEEEEER!! NUNCA LLORE CON UNA NOVELA PERO ESTA ME PUDO MUCHOO.

    ResponderEliminar
  21. Tengo un aterrible nudo en la garganta, o sea, no sé si llorar o ponerme feliz porque mataron a Luke... Estoy en shock :( mi Danger no pls!!

    ResponderEliminar
  22. en verdad desde que leí el primer capitulo nunca pensé que iba a a estar interesante nunca pensé que iba a llorar capitulo 19 capitulo 41 y este ultimo capitulo 63 en verdad no paro de llorar siento como sii que mi corazón estalla mis lagrimas corren en mis mejillas amo esta novela:(((

    ResponderEliminar
  23. NO PUEDE TERMINAR ASI :'(

    ResponderEliminar
  24. Que Mierda!?? SHORO MUCHO! Es Un Final Muy Triste! :(

    ResponderEliminar
  25. No se si fue la musica .pero no llore e el titanic para venir a llorar aqui osea caro eso es malo muy malo meimagino la reaccionde kel's al ver a justin siendo detnido por televicio cuando era eso lo menos que se esperaba :'( NOOO OSEA PORQUE estoy llorando en el piso en pocision fetal meidentifico mucho con esta saga e sentido lo que kel's a sentido y vienen recuerdos ami mente de verdad es muy cruel por que Diospor que .. te amo ¡Fabi:'(! :'( No puede ser mierda lamusica todavia suena y yo todavia no lo supero .:(

    ResponderEliminar
  26. nooooooo por queeeeee probre kels:(((((((((((((((((((((((((((((( estoy llorando a mares y con la musicaa se me caen los mocos .................. nunca pueden terminar bien. :((

    ResponderEliminar