domingo, 24 de marzo de 2013

Danger's Back - Capitulo 13


“I have a boyfriend,” - “Tengo novio,”


______’s Point of View:

“Levanta tu perezoso cu*lo!” La penetrante voz de nada menos que Carly Risi vino irrumpiendo en la habitación mientras la puerta se abría de golpe, golpeando contra el armario detrás de ella, haciendo que yo levantara despierta en mi sueño aunque mis ojos permanecieron parcialmente cerrados.

Murmurando incoherentemente, tiré mi cabeza sobre mi almohada, desesperadamente tratando de bloquearla, esperando que cuanto mas abrazada estuviera bajo las mantas, las sábanas me tragarían y ella se iría.

Pero todas las esperanzas y sueños son aplastados en algún momento.

“No te atrevas a ignorarme _____ Anne Jones o te arrancaré a la fuerza de esa cama por los tobillos!” Golpeando un tacón del pie en el suelo de madera dura, Carly cruzó sus brazos contra su pecho, el humo prácticamente volaba de sus orejas.

Gemí cubriendo mi cara con mis manos, desesperadamente pidiendo dormir. “Por favor Carly, dame otros cinco minutos,” Gemí, tratando de encontrar esa tranquilidad en la que estaba antes de que Carly entrara en la habitación como si su cu*lo estuviera en llamas.

Gimiendo, Justin apretó su brazo suelto puesto a través de mi estómago, acariciando su cabeza en mi cuello mientras el permanecía en su naturaleza soñolienta, cayendo de nuevo tranquilamente dormido.

“Te voy a dar la cuenta hasta tres para levantarte o te juro por Dios ______, que te mataré,” Sus ojos quemaban contra mi piel mientras ella miraba en mi dirección. “Uno...” Ella enfatizó a propósito, “Dos...” Ella levantó su voz mas fuerte, “Tr--”

“Por el amor de Dios y todos los santos, cállate la pu*ta boca!” Justin gritó detrás de mi, su cabeza levantándose rápidamente hasta unos pocos centímetros de mi hombro mientras el juraba por lo bajo.

Estrechando sus ojos, Carly sopló un suspiro, “Esto no te incumbe, Bieber.” Ella escupió, sintiéndose bastante luchadora esta mañana mientras ella se mantenía firme, negándose a caer debajo de la ira de Justin.

Arqueando una ceja, Justin frunció su ceño, irritado, “Cuando vienes a mi casa, irrumpes en mi cuarto y le gritas a mi chica entonces si, me incumbe.”

Sabiendo que el tenía un punto, Carly bloqueó su mandíbula apretada, apretando sus dientes juntos, “Lo que sea,” Ella dijo entre dientes a Justin antes de volverse hacia mi, “¿te olvidaste que tienes clases en la mañana hoy o?”

Abriendo mis ojos en realización, me levanté de la cama, la manta que me mantuvo oh-tan a gusto caliente cayó dejando que la fría brisa destellara a través de mi, llevando un repentino escalofrío por mi cuerpo. “¿Que hora es?”

“Queda un cuarto para las siete, lo que significa que tienes como diez minutos para ducharte, vestirte y comer antes de que nos tengamos que ir,” Comprobando su reloj, ella se burló, “y en este caso es posible que también te saltes todo y simplemente te vistas porque no tenemos mucho tiempo para hacerlo todo.”

“Joder, joder, joder, joder, joder,” Murmuré para mis adentros mientras salía de la cama, buscando alrededor de la habitación algo decente para ponerme.

Estregándose sus ojos, Justin se sentó en la cama, apoyándose a sí mismo hacia atrás en sus ojos, sus ojos caían en mi esparcida figura. “¿Que co*ño es esto que escucho sobre las clases?”

“¿Olvidaste que asistimos a la Universidad Bieber o eres simplemente estú*pido?” Carly se burló con disgusto.

Y pensar que ellos estaban progresando...

“Carly,” Susurré, lanzándole una mirada que le decía que se callara o de lo contrario, antes de volver mi atención de nuevo hacia Justin. “Todavía estoy inscrita Justin, todavía tengo que ir a clases.”

“Pensé que las cancelaste para hoy?” El gruñó, una mirada de molestia centelleó en sus ojos con un toque de desesperación.

“Eso fue cuando pensé que no estaríamos en casa para llegar a tiempo, resulta que regresamos antes de lo esperado,” Le lancé una mirada de complicidad de lo que quería decir y el también sabía a donde yo iba con esto. “Ahora estoy en casa, tengo que irme Justin.”

“No, no tienes que hacerlo,” El murmuró, sus ojos estaban puestos sobre la pared mientras sus ojos se ensombrecían por encima en neblina, “Tu solo no quieres quedarte conmigo.”

Tragando saliva, tomé interiormente una profunda respiración, “Justin,” Suspiré con una simple sacudida de mi cabeza. Cerrando mis ojos, me volví hacia Carly. “¿Nos puedes dar un segundo? Te prometo que estaré fuera en un minuto.”

Mirando la mirada frenética que le estaba dando a ella, Carly cedió, asintiendo con su cabeza. “Estaré justo afuera así que nada de diversión.” Señalando un duro dedo hacia mi, Carly se volvió, abriendo la puerta antes de desaparecer detrás de ella.

Una vez que estuvimos fuera del alcance del oído, me arrastré en la parte superior de la cama hacia Justin, donde me arrodillé delante de él. Tomando su cabeza en mis  manos, puse un casto beso en su frente, “No quiero dejarte, de hecho, es completamente lo contrario. Quiero quedarme y cuidarte pero también tengo una vida a parte de las nuestras y tengo intención de terminarla.”

Poniendo sus manos en mis caderas, Justin contempló lo que to había dicho antes de mirar a mis ojos, “No quiero que te vayas.”

“Justin,” Suspiré, “No voy a discutir contigo--”

“Entonces, no lo hagas.” Justin se encogió de hombros con indiferencia.

“Eso es algo difícil de hacer cuando estas siendo tan terco.” Objeté, poniendo mi labio inferior en un gesto.

Estirándose hacia arriba, apartó mi pelo de mi cara antes de dejar caer a su mano a la base de mi cuello. Tirando de mi hacia él, gentilmente rozó sus labios contra los míos. “No soy terco; simplemente te quiero toda para mi hoy.”

“Me tienes para ti todos los días,” Repliqué, mis cejas estaban levantadas.

En una fracción de segundo, Justin nos había volteado de manera que el estaba ahora cerniéndose sobre mi. “Eso no es cierto.” El murmuró, sus ojos escaneaban mi cara antes de caer sobre mis labios mientras el lamía los suyos.

“Lo es y tu lo sabes.”

Inclinándose, Justin me dio un suave beso en el lado de mi cuello, dejando que su aliento acariciara mi piel mientras el se alejaba lo suficiente como para hablar conmigo, “tu y yo sabemos que no quieres irte. Incluso haré un trato contigo.”

“¿Que?” Respondí con voz temblorosa, “¿Qué es lo que podrías posiblemente negociar conmigo?”

“Te haré que te dejes llevar por las tentaciones hoy, si me prometes quedarte todo el día conmigo.” Dejando besos desde mi mandíbula todo el camino hacia mi cuello y hacia arriba, dejé escapar un suspiro mientras mis ojos se cerraban.

“J-Justin...” Gemí, mi cuerpo se arqueaba hacia el mientras sus dedos se entrelazaban con los míos una vez que el extendía mis brazos hacia arriba por encima de mi cabeza.

“¿Tenemos un trato?” El murmuré, sus labios casi encontraban los míos. Ellos estaban justo allí. Solo un giro de mi cabeza y los tendría sellados.

“Por favor,” Supliqué, a pesar de la excitación que crecía dentro de mi, sabía que no deberías estar haciendo esto ahora mismo pero estaba echando de menos sentir sus labios en los míos.

“Por favor, ¿que?”

“Bésame.”

“No hasta que aceptes mi oferta, cariño,” Su lengua sacó el apodo de una manera seductora, una que el conocía que me volvía loca por dentro y por fuera.

“No,” Negué con mi cabeza, “No podemos hacer esto ahora mismo.” Presionando mis palmas contra su pecho, empujé, indicando que quería que se bajara de mi.

Gruñendo por lo bajo, sabiendo que no iba a ceder, Justin exhaló ásperamente. “Bien,” El escupió, alejándose de mi, “Pero, entonces, te voy a llevar a la Universidad.”

________________________________________________________________________

“Esto es absolutamente ridículo! Si hubiera sabido que el te iba a llevar, me habría ido ya.” Carly gemía y gemía mientras ella caminaba gradualmente por las escaleras.

“Oh cállate Risi, me estas dando una migraña.” Justin espetó, frotando su cabeza con énfasis en sus palabras. “Tienes mucha boca para hablar, ¿alguna vez la pusiste en otro uso o simplemente das la lata todo el tiempo?”

Dejando caer la boca hacia el suelo, Carly se puso blanca mientras el color en sus mejillas desaparecía, “Eres un pu*to gili*pollas.”

“Y tu eres una pu*ta reina del drama, supongo que todos tenemos rasgos que no nos gustan, pero tenemos que vivir con ellos por desgracia.” Lanzándole una sarcástica sonrisa, Justin agarró sus llaves de donde el las había puesto por ultima vez mientras las deslizaba dentro de su chaqueta de cuero.

“Chicos, peleáis como si fuerais vosotros los que estuvierais en una relación,” Respondí con un rodamiento de mis ojos mientras ponía mis converse.

Justin resopló, “Por favor nena, ni siquiera vayas por ahí. Prefiero comer mier*da que pensar alguna vez en llegar a algo cerca de una relación con Risi.” Disparándole una mirada de desaprobación a Carly, el sonrió, “sin ofender.”

“Oh, no ofendiste,” Carly agitó una mano con desdén en el aire, “Porque yo preferiría arañar mis ojos que ni siquiera ir dentro de un centímetro de ti.” Sacudiendo su pelo sobre su hombre, Carly abrió la puerta principal antes de pisar muy fuerte afuera, y por el camino hacia su coche. “Te veré en clase, pu*ta!” Carly gritó desde detrás de ella, dándome un saludo con dos dedos mientras ella me lanzaba un beso antes de meterse dentro del coche y empezar a conducir.

“Oh, que ironía,” Justin murmuré en referencia a lo que Carly me había llamado. “¿Estas lista?”

Asintiendo, tomé su mano abierta en la mía, siguiéndole fuera de la casa. Mientras que nos acercábamos a su coche, sin embargo, sentí como si fuera la única caminando. Frunciendo mis cejas, miré detrás de mi para ver a Justin mirando al césped destrozado. Mirando a su expresión, puse sentir la cantidad de infamia que se acumulaba en su interior. Presionando mi mano a un lado de su cara, le forcé para que me mirara, “Ya ha acabado. No pienses en ello, vamos.” Tiré de su mano y para mi suerte; Justin comenzó a mover sus piernas, sus ojos rastreaban hacia delante.

Dejando escapar un aliviado suspiro de aire, solté su agarre, caminando al lado del pasajero, los dos rápidamente nos sentamos dentro.

Llevando al coche a la vida, Justin dio un rápido vistazo al césped antes de exhalar una profunda respiración y conducir en la calle, donde el puso el coche en un impulso y comenzó su viaje por la carretera.

Pescando en el interior del bolsillo de su chaqueta, Justin sacó su paquete de cigarrillos con un encendedor antes de tirarlos descuidadamente a un lado. Tanteando en la caja, el deslizó uno, poniéndolo entre sus labios antes de encenderlo. Tomando unas bocanadas, el dio un brusco giro a una calle separada, el coche al instante se nubló con humo.

“Has estado fumando mucho últimamente,” Declaré de manera casual, una punzada de incertidumbre estaba mezclada en mi voz.

Una maliciosa sonrisa tiró en sus labios, “Es algo que hago cuando estoy estresado. Me mantiene de hacer explotar mie*rda,” Dándome una rápida mirada de reojo; el acarició mi rodilla con suavidad, apretándola poco después, “no te preocupes por ello.”

“No lo estoy,” Le di una pequeña sonrisa, descansado mi mano sobre la suya mientras miraba por la ventana. “Confío en que usarás tu cabeza mientras este fuera, lo que solo serán unas horas.”

“No tienes nada por lo que preocuparte, seré un buen chico, lo prometo,” Enviándome un guiño, el rió entre dientes mientras paraba en un semáforo.

Dándole un suspiro de exasperación, sacudí mi cabeza, “¿Porque tengo el sentimiento de que estas siendo chistoso conmigo?”

“Chis--que?” Justin se rió entre dientes, dándome una mirada de incredulidad que gritaba confusión.

“Chistoso,” Repetí “Significa ton*to, dicho en una forma de broma.” Encogí mis hombros, señalando un dedo en su dirección en broma, “lo que pienso que estas haciendo.”

Presionando una mano en su pecho, Justin abrió la boca de manera burlona, “Porque, yo nunca haría una cosa así.” Sonriendo, el apretó suavemente mi barbilla entre su pulgar curvado y su dedo índice tranquilizando. “Te preocupas demasiado. No haré nada que tu no aprobarías, cruzo mi corazón y juro morir.” Cogiendo el cigarrillo de sus labios, el dejó escapar un anillo perfecto de humo.

“Será mejor que no me estés mintiendo Justin Drew Bieber, porque juro--”

Interrumpiendo con un beso en los labios, Justin sonrió hacia mi, “Hablas demasiado, sabes eso?” Cuando resoplé, el continuó, “No haré nada, además, los chicos están conmigo, ellos se aseguraran de que yo estoy bien mientras estas fuera, vale?”

Contemplando todo esto en mi cabeza, finalmente cedí, “Biiiien,” Arrastré perezosamente, “pero si vuelvo y me entero de que tu...”

“De que yo..., ¿que?” Justin desafió con una ceja levantada.

“De que tu, no se,” Me quejé, “Quemaste la casa!” Lancé mis manos hacia arriba en exageración, “Te mataré con mis manos.”

Poniendo el pie en el acelerador una vez que el semáforo se volvió verde, Justin abrió la ventana, tirando su cigarro afuera antes de cerrarla rodando. “Tengo tanto miedo, nena, me tienes temblando en mis zapatos.” Gritando una carcajada una vez que me acerqué y le golpeé su hombro, Justin agarró mi mano en la suya antes de que pudiera recuperarla. Pasando sus labios contra mis nudillos, “Relax,” El suspiró, “Solo céntrate en la Universidad y termina con esa mier*da, así puedes venir a casa conmigo.”

Sonriendo, luche contra el rubor que comenzaba a arrastrarse contra mis mejillas, “Si, si...” Murmuré.

Acariciando mi mejilla, Justin no dijo una palabra mientras el se volvía y miraba hacia delante, sus ojos brillaban con adoración.

Robando miradas hacia el de vez en cuando, sentí el sentimiento familiar de mariposas revoloteando en mi estómago sin cesar. Moviéndome en mi asiento, descansé mi cabeza hacia atrás contra el reposacabezas, dejando que mis ojos cayeran hacia un lado mientras miraba los árboles y las casas moviéndose por una falta de definición debido a lo rápido que Justin estaba conduciendo.

“Ya estamos aquí,” Justin declaró mientras el conducía en frente del edificio. Poniendo el coche en aparcamiento, el me miró. “Te recogeré a las tres, ¿vale?”

Asintiendo, me incliné, dándome un beso en los labios. Justo cuando estaba a punto de retirarme, Justin agarró la parte posterior de mi cuello, manteniéndome en lugar mientras el profundizaba el beso. Sin ni siquiera tanto como pedir entrada, Justin deslizó su lengua dentro, deslizándose contra la mía haciéndome gemir en voz baja.

Agarrando su mandíbula en mis manos, me empujé a mí misma mas cerca de él antes de finalmente, alejarme sin aliento. “Te veré mas tarde,” Susurré, tratando de calmarme a mí misma de lo máximo que acababa de recibir.

“Si, te veo.” Sonriendo, el besó mi nariz antes de alejarse por completo, mirando como agarraba mi bolso y salía del coche, cerrando la puerta detrás de mi.

Dándole un pequeño saludo con mi mano, esperé hasta que el se marchara antes de encontrarme con Carly en la entrada.

“Bueno, eso fue todo un show,” Carly movió sus cejas, riendo poco después. “A pesar de que casi hizo que el desayuno que tomé esta mañana, subiera, me las arreglé por mantenerlo abajo.”

Le choqué mi costado contra el de ella, “Oh, cállate, como si tu y John no os enrollarais ni nada.”

“No así, no.” Carly rió mientras pasaba un brazo alrededor de mis hombros mientras ella me acercaba hacia ella. “Pero mentiría si dijera que no encontré eso lindo.”

Rodando mis ojos, reí ligeramente, “Eres casi tan bipolar como el.”

“Hey, a ver,” Ella me miró, “Yo solo tengo sentimientos mezclados cuando se trata de algunas cosas, especialmente de él, Justin por el contrario, es simplemente... bueno, Justin.”

“Eso tiene sentido,” Bromeé.

“Tu sabes que es verdad,” Carly se encogió de hombros. Parando en la puerta de nuestra primera clase, Carly a regañadientes se apoderó del pomo de la puerta. “Prepárate para dos horas de infierno,” Ella se quejó.

________________________________________________________________________

“Gracias a Dios que terminó; pensé que él nunca dejaría de hablar!” Carly exclamó en voz alta, sus brazos ondeaban en el aire con exageración mientras ella sostenía sus libros en su mano. “Juro que, me siento como si el tiempo se marcara incluso mas lento solo porque estábamos atascados con él.”

“Quizás si dejaras de quejarte y mirar el reloj cada cinco segundos, iría más rápido.” Señalé mientras me reía.

“Nop, lo siento, no puedo. Me siento como si estuviera en un funeral. El simplemente habla y habla continuamente sobre nada mas que mier*da.” Carly sopló una respiración enfurecida mientras ella escondía sus brazos contra su pecho, sus libros estaban escondidos debajo.

“Lo que tú digas, Carly.” abriendo la puerta que conducía a la cafetería, tomé la mesa que estaba sentada justo al lado de las ventanas. “Me muero de hambre,” Puse mi bolso en la parte superior de la mesa; hurgando a través de él para encontrar algo de suelo que tenía dentro.

“Yo también,” Carly se sentó en frente de mi. “Estoy pensando en pizza hoy, ¿y tu?”

“Lo mismo.” Sacando un arrugado billete de cinco dólares, puse mi bolso en la vacía silla a mi lado.

“Volveré ahora,” Carly declaró mientras ella se ponía de pie, empujando su silla mientras apartaba su cabello de su cara.

“¿A donde vas?” Le miré hacia arriba.

“A el baño, me había pis durante horas.”

“¿Porque no fuiste durante clase?”

Dándome una mirada de complicidad, ella suspiró, “Porque Mr. Rodgers no deja a nadie ir. Es así de ca*bron.”

“Vale, entonces date prisa, tengo hambre.” Hice mohín mi labio inferior.

“Puedes venir conmigo, ya sabes.”

“No, gracias, odio los baños de aquí. Por eso espero a ir a casa.”

Rodando sus ojos, Carly empezó a alejarse, su cuerpo desaparecía detrás del mar de chicos que esperaban para coger el almuerzo, otros rebuscaban para salir, algunos simplemente se entraban.

Manoseando con mis dedos, bostecé, cubriendo mi boca mientras miraba a todo el mundo ir a lo suyo. Sacando mi teléfono, me moví a través de las aplicaciones, tratando de encontrar algo que me hiciera compañía mientras esperaba a Carly. Encontrando el número de Justin, le mandé un mensaje de que estaba lista para irme en media hora antes de meterlo en mis jeans.

El roce de la silla en frente de mi llamó mi atención. Guardando mi teléfono, suspiré, “Ya era hora de que tu--” Levantando mi mirada, me detuve una vez que me di cuenta de que no era Carly con la que estaba hablando, sino que era Tanner.

“Hey,” el sonrió, mostrando todos los dientes mientras que él daba la vuelta a la silla alrededor, poniéndose a caballo en la parte posterior de ella.

“Uhm, hola.” Contesté secamente, buscando por cualquier signo de mi mejor amiga, desesperada por que salvara la situación, así no sería atrapada sola con él.

“Parece como si hubieras visto un fantasma, ¿hice algo?” Tanner buscó mis ojos, la sombra de una sonrisa se fue de sus labios mientras el fruncía sus cejas juntas.

Manteniendo la mirada con él, sentí mi corazón acelerarse. “En realidad, no.”

“¿Entonces, ¿que es?” El lamió sus labios, mirándome fijamente a mí, su cara estaba contorsionada en confusión.

“Tengo novio,” Solté. Mentalmente dándome una bofetada en la cara, apreté mis ojos cerrándolos, maldiciéndome a mí misma interiormente.

“Lo se...” El dejó escapar un murmullo bajo de una risa.

“Y a él no le gustaría que tu me hablaras.” Confesé, recomponiéndome a mí misma una vez mas. No podía hacerle saber el efecto que él tenía en mi.

“¿Porque no?”

“Porque,” Respondí, lentamente poniéndome mas irritada por sus cortas palabra alineadas y preguntas. “El simplemente no le gustaría, así que te sugiero que me dejes en paz.”

“Mira,” Él suspiró, “Si esto es sobre lo que pasó hace unos día, estaba simplemente jugando.”

Ahora era mi turno de levantar las cejas por aquí. “¿Que te hace pensar que esto tiene algo que ver con eso?”

“Porque esa es la única vez que hablé contigo y aún entonces tu parecías nerviosa. Puedo leer a la gente, ya sabes.”

“Oh, ¿en serio? Entonces, ¿que crees que estoy sintiendo ahora?” Desafié.

“Molestia,” El respondió con una sonrisa, “Pero no voy a ninguna parte hasta que me explique.”

Deje escapar una carcajada nerviosa, “Realmente no creo que eso sea necesario--”

“¿Por favor? Te prometo que te dejare en paz después si me dices que lo haga.” El levantó sus manos en señal de no hacer daño.

“Bien,” Suspiré, recostándome en mi asiento mientras cruzaba mis brazos contra mi pecho, “Explica.”

“Mis mejores amigos me desafiaron para que me metiera contigo. Les dije que te encontraba linda, lo que eres y ellos me dijeron como tu estabas saliendo con Justin Bieber y que no tenía las pelotas de presentarme a ti. Así que, lo hice,” El se encogió de hombros, “tenía la intención de ser inofensivo. No tenía la intención de hacerte sentir amenazada de ninguna manera o forma. Te prometo que no soy un acosador,” El rió de todo corazón.

Estrechando mis ojos, fruncí mis labios, “¿mejores amigos? ¿no te acabas de mudar aquí?”

“Si--espera, ¿como sabes eso?” El inclinó su cabeza hacia un lado.

Abriendo mi boca para decir algo, sacudí mi cabeza, “No te preocupes por ello. Solo respóndeme.”

Dándome una extraña mirada, el se encogió de hombros, “Solía vivir aquí hasta que tuve sobre quince años y luego me mudé a Colorado pero regresé para terminar la Universidad aquí.”

“¿Porque has vuelto?” Repliqué.

“Ya te lo dije, quería terminar la Universidad aquí, con mis mejores amigos.” El replicó de nuevo con indiferencia.

Mirándole por lo que se sintió una eternidad, suspiré después de unos minutos. “Bien,” Murmuré, “Te creo.”

“Dulce,” Él sonrió.

“Pero ello, no significa que confíe en ti. Todavía no te conozco o se quien eres.”

“Eso es comprensible.” El asintió con su cabeza, un brillo travieso en sus ojos, “así que ¿porque no nos llegamos a conocer mejor, entonces?”

“He vuelto!” Carly intervino, su rostro cayó y su paso se hizo mas lento mientras ella llegaba a nuestra mesa, su mirada caía sobre Tanner.

Levantando mi cabeza rápidamente, exhalé un suspiro de alivio, “Hey Carls,” Forcé una pequeña sonrisa. “¿Que te llevo tanto tiempo?”

“Una larga cola, quien sabía que tanta gente, tenía que usar el baño?” Ella aclaró su garganta, “estas lista para coger algo de comer?” Sus ojos buscaron los míos, una mirada de angustia se transferían de ellos.

“Uhm, no, creo que deberíamos ir. Se esta haciendo tarde y el dije a Justin,” Enfaticé en su nombre, “que estaría lista para las tres.”

Carly miró su reloj, “Y son las dos y cincuenta. Si, vamos, el probablemente nos estará esperando.” Agarrando su bolso, ella se excusó, esperando pacientemente--o mas bien impacientemente para que yo cogiera mis cosas.

“Nos vemos,” Murmuré, sin ni siquiera una molestia en empujar mi silla, caminé después de Carly, desesperada para salir de aquí.

“Espera-- ¿cuando te veré de nuevo?” La voz de Tanner se arrastró detrás de nosotras.

Mirando por encima de mi hombro, me encogí de hombros, “No lo se.” Abriendo la puerta que conducía afuera, tanto Carly como yo nos apresuramos como si nuestra vida dependiera de ello, fuera del edificio donde el coche familiar estaba aparcado cerca de la acera.

Sintiendo mi estómago desplomarse en el suelo, tragué saliva duramente.

“Hey,” Tanner agarró mi hombro mientras el me daba la vuelta.

Abriendo mis ojos, miré a Carly y después al coche de Justin antes de mirar de nuevo a Tanner. “No creo que deberías--”

“Te dije que te dejaría en paz y estoy manteniendo mi palabra pero no puedo evitar sentirme mas de que estés así de asustada por mi.” Su cara cayó en un ceño fruncido.

Quería gemir y decirle que no era de él del que estaba asustada si no de la situación de llevarle dentro de eso me tenía preocupada pero me contuve, en cambio, dejé escapar un suspiro. “Mira, Tanner, pareces un buen tipo y todo pero simplemente no puedo hacer esto ahora mismo. ¿Vale?”

Una puerta de coche se cerró de golpe detrás de nosotros, sorprendiéndome pero no sirvió de nada darse la vuelta. Sabía quien era.

“Quita tus sucias manos de ellas.” La voz de Justin gritó venenosamente.

Levantando su cabeza rápidamente, los ojos de Tanner se abrieron mientras el daba un paso hacia atrás, su mano me liberó casi al instante. “Hey, tío, relax. No estaba haciendo nada, lo juro.”

Apretando su mandíbula, Justin envolvió su brazo alrededor de mi cintura, tirando de mi hacia él y lejos de Tanner. “Súbete al coche,” El gruñó en mi oreja.

“Justin--”

“______,” Justin escupió, su voz helada estaba caliente con ira, “ahora.”

Sin ninguna palabra, me volví, dejando la vista mientras hacía mi camino temblorosamente hacia el coche de Justin. Abriendo la puerta, me senté dentro, rezando a Dios de que Justin no hiciera nada estú*pido.

Forzándome a mí misma para mirar afuera y hacia ellos, miré contra la luz del sol, distinguiendo sus cuerpos. Justin estaba cerca de Tanner, su espalda estaba hacia mi pero podía decir que el estaba en modo de protección porque sus manos estaban echas pu*ños a sus costados.

Subiendo mis rodillas hacia mi pecho, mordí mi labio, desesperada porque todo esto acabara, para que el simplemente pudiera llevarme a casa donde yo podría calmarle.

Segundos después, la puerta de mi izquierda se abrió con brusquedad y Justin se sentí dentro. El irradiaba furia y sabía, que el estaba enfadado mas allá de la idea.

“Justin.” Susurré, desesperada por mantenerle de caer de nuevo en su oscuro lugar--el lugar al que yo odiaba el que mas.

“Ahora no _____,” Justin siseó entre dientes, su mandíbula aún estaba temblorosa y sus ojos amenazaban una tormenta negra mientras el miraba afuera hacia delante. Tomando una profunda respiración, él arrancó el coche y se marchó, otro cigarro voló de su bolsillo y entre sus labios mientras el lo encendía, el humo flotaba por todo el coche.

8 comentarios:

  1. OMG, me enamore de taner igual jamas dejare de amar a JUSTIN <3

    ResponderEliminar
  2. ohh ohh otro problema se avecina entre ellos dios santo que celosito que es Justin me enamore de Tanner a primera lectura cuando lo describieron xD

    ResponderEliminar
  3. no sepor que, me imagine a TANNER como harry styles

    ResponderEliminar
  4. ohhhh Tanneeeer :'( jajajajaja ojala no sea maloo!! presiento que se ará su amigoo jijijiijiij

    ResponderEliminar
  5. http://jileyoverboard.tumblr.com/post/26294978993/dangers-back-character-list ...tanner no es bonito..mi justin le manda mil supazos en el cu*lo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me enamore de todos aq ajajja :3

      Eliminar
  6. Tanner se escucha re bueno *w*
    Justin sobrepasa lo celoso xd yo digo que lo golpeo xd
    Equis, amo más a mi Dansher<3

    ResponderEliminar